Opinión

  • | 2007/07/06 00:00

    Clinton y Slim, la clave para América Latina

    Una iniciativa que busca involucrar a empresarios del primer mundo en la reducción de la brecha de pobreza en los países en desarrollo.

COMPARTIR

El pasado 21 de junio se anunció en Nueva York el lanzamiento de una iniciativa del primer mundo para apoyar el desarrollo sostenible en los países en vías de desarrollo. El líder de la iniciativa es, ni más ni menos, el expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.

En Harlem, en la sede de la William J. Clinton Foundation, la fundación creada y dirigida por el expresidente americano, se lanzó la "Iniciativa Clinton - Giustra de Desarrollo Sostenible para el Mundo en Desarrollo" , Cgsgi , por sus iniciales en inglés. El nombre proviene del primer gran aliado de la iniciativa, el magnate de la minería canadiense Frank Giustra, quien ofreció donar US$100 millones, más la mitad de sus ganancias futuras.

Uno de los elementos nuevos de la presentación hecha la semana pasada, es la participación de Carlos Slim, quien decidió igualar la oferta hecha por su colega canadiense y donar también US$100 millones.

Han declarado expresamente que concentrarán sus esfuerzos en la ambiciosa meta de reducir la brecha de pobreza entre países desarrollados. Aspiran a "jugar un papel primordial en el desarrollo futuro de la región" dijo Slim la semana pasada.

Colombia, pieza clave
El programa será inicialmente orientado hacia América Latina y probablemente por la presencia de las compañías del señor Giustra en la actividad minera local, y por la cercanía que el Presidente Clinton ha demostrado hacia nuestro país, han anunciado que el sitio donde se lanzará el programa con iniciativas concretas es precisamente Colombia. Los siguientes en la lista serían México y Perú.

Su foco estará en brindar apoyo a actividades productivas y han dicho que lo harán "identificando oportunidades para apoyar a líderes locales enfocándose en temas sociales, económicos y ambientales en una forma efectiva en términos de costos, escalables y sostenibles en el largo plazo".

Carlos Slim ha sido un poco más específico y ha dicho que la gran meta de la iniciativa será el aumento de los niveles de ingreso per cápita de las capas menos favorecidas de la población. Para esto se enfocarán en dos estrategias principales, el apoyo a la educación productiva y el apoyo a iniciativas productivas que conduzcan al logro de esta meta.

Una iniciativa con muchos adeptos
La capacidad de convocatoria del Presidente Clinton tiene muchas ventajas. Si bien la iniciativa parte de conglomerar un buen grupo de empresas con actividades mineras, sector que se estima maneja más de un trillón de dólares, también es cierto que se ha logrado el compromiso de más de veinte compañías dentro de las cuales se encuentran la Bolsa de Valores de Londres, Deloitte & Touche Canadá, algunas compañías mineras, algunas financieras como Endevour Financial y UniCredit HVB.

Todas estas intenciones, si son serias y se adelantan con juicio y responsabilidad, podrían llegar a convertirse en el principal vehículo para involucrar de verdad al primer mundo en la solución de los problemas del mundo en desarrollo. Es un primer gran paso en reconocer que las soluciones del planeta están en manos de todos.
 
No se puede continuar con una política de exigencias ambientales a los países en desarrollo, especialmente en la ejecución de mecanismos para evitar o detener el calentamiento global, mientras no se destinen recursos importantes del primer mundo a la solución del problema de extrema pobreza.

No se han anunciado todavía los programas concretos con que arrancará el programa en Colombia, pero es obvio que del éxito de los mismos dependerá el futuro del programa a nivel global.

A pesar de las críticas que ya se han lanzado sobre el programa, como por ejemplo que no se trata más que de una estrategia de Clinton para acercarse a la parte latina del partido demócrata, lo cierto es que debemos ver con gran optimismo esta iniciativa, esperando que se convierta realmente en algo grande, ya que si bien 200 millones de dólares es mucho dinero, no significan nada frente a las necesidades de la región.

* Miembro Compartamos con Colombia

email: brucemacmaster@inverlink.com.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?