Opinión

  • | 2004/05/14 00:00

    Cambio de ciclo: fin del dinero barato

    Los intereses subieron en el Reino Unido y Australia. Habrá alzas en Estados Unidos y las políticas monetarias laxas en la Eurozona y Japón pueden ser historia pasada.

COMPARTIR

Los más recientes comentarios de Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal estadounidense, indican que la política de baja de tipos de interés en ese país llegó a su fin. El informe emitido el pasado 4 de mayo dejó las puertas abiertas a una subida en el precio del dinero en los próximos meses. La preocupación por una posible deflación desaparece y se empiezan a observar signos inflacionarios que, si bien son leves, obligan a tomar medidas para controlarlos en el futuro. Además, un segundo grupo de variables está incidiendo en la decisión de la Fed: el crecimiento económico, el mejor clima empresarial y la creación de empleo.

En las dos economías más ligadas al ciclo económico de Estados Unidos, la británica y la australiana, ya se han producido subidas de tipos de interés en los últimos meses. En la Eurozona se estuvo barajando la posibilidad de un recorte de tasas debido a la persistente debilidad de los dos principales motores económicos de la Unión Europea, Francia y Alemania. Con la reciente incorporación de diez países a la Unión, principalmente de la antigua Europa del Este, esta posición cambió, porque al ser economías con mayores tasas de crecimiento y también altos niveles de inflación, cualquier medida futura estará dirigida a controlar las subidas de precios y consecuentemente, vendrán políticas monetarias restrictivas.

Finalmente, Japón, la tercera área económica mundial, ya salió de la espiral deflacionaria y tomó una senda de crecimiento positiva.

Los mercados financieros están anticipando subidas en el precio del dinero. El consenso de los principales bancos de inversión es que antes de fin de año veremos aumentos de medio punto porcentual en la tasa de los Fed Funds que está en el 1%, y subidas posteriores en 2005 que podrían llevar esta tasa de intervención a niveles del 3,5%. Hay diversas opiniones sobre la forma en que llegarán estos movimientos, pero muchos esperan que el primero se produzca en la reunión de la Reserva Federal del 10 de agosto. Existe además la incertidumbre de que un exceso de apoyo a la política económica de Bush antes de las elecciones de noviembre, pueda afectar un crecimiento que va en la senda correcta.

Estas expectativas ya produjeron un primer movimiento del 'bono de referencia' estadounidense de diez años, que mostró una caída de precio de 7% en los pasados dos meses, llevando su rendimiento desde un mínimo del 3,68% al 4,58%, que se registró en la última semana de abril. Casi con seguridad, esta tendencia continuará y podremos ver rendimientos del 5% en los próximos meses. Por ello, todas las decisiones de inversión en instrumentos financieros deberán estar marcadas por la premisa de concentrarse en bonos con vencimientos cortos, en bonos con cupón flotante, principalmente ligados a la tasa Libor o al crecimiento de la inflación. Estos instrumentos, además de proteger de cambios de precio, ayudarán a beneficiarse de las subidas de intereses al ir aumentando los cupones junto con las alzas de los tipos. También se aprovecharán de subidas de la inflación al estar ligados a la misma, manteniendo el rendimiento real del dinero. Otra manera de proteger los portafolios es mediante el uso de instrumentos derivados, pero debido a su complejidad, están dirigidos a inversores institucionales o con un alto nivel de sofisticación financiera. Entre otros estarían la venta de opciones sobre el bono largo estadounidense, que generaría una ganancia adicional cuando vaya cayendo de precio en los próximos meses.

El panorama para aquellos que mantienen posiciones en efectivo parece ser más esperanzador, pues gradualmente podrán invertir su dinero con un rendimiento más atractivo. En cambio, para otros ya invertidos en renta fija, es hora de reestructurar sus carteras para que no tengan pérdidas en ellas.



Santiago Ulloa, CEO TBK Investments, Inc.

sulloa@tbkinvestments.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?