Opinión

  • | 2003/08/22 00:00

    ¿Buen gobierno corporativo para empresas de familia?

    "Aunque parezca una fábula, en una sociedad de familia los accionistas también tienen derecho a exigir el crecimiento de la compañía, tanto en utilidades como en rentabilidad patrimonial".

COMPARTIR

Mucho se ha hablado últimamente de "buen gobierno corporativo" en los sectores públicos y privados. Un día aparece en la prensa que las empresas públicas de tal o cual ciudad adoptaron el código de buen gobierno, y al otro día sale lo propio en otro periódico hablando sobre lo acogido por una empresa privada. Cada cierto tiempo, algunas instituciones presentan seminarios sobre el tema y las universidades también patrocinan foros al respecto. Que "Confecámaras celebra que el tema del buen gobierno corporativo se incluya en el proyecto de ley de Ajuste al Sistema Financiero". Que "los ministros de Finanzas de los diferentes países presentan los principios de buen gobierno corporativo para las diferentes empresas. Y... de los códigos para empresas de familia, ¿qué? ¿Cómo puede ser un buen código de gobierno de una empresa familiar?

En primer lugar, definamos cuál es el objetivo del gobierno corporativo y cuáles son los principios, para luego mirar algunos principios prácticos en las empresas de familia. El gobierno corporativo, en general, busca "asegurar el buen manejo y administración de las sociedades, especialmente de aquellas que emiten títulos en el mercado público de valores, para proteger los derechos de los inversionistas y otros grupos de interés, así como fomentar la confianza en los mercados financieros y promover la competitividad". Los principios del buen gobierno se refieren, entre otros, a los derechos de los accionistas, su trato equitativo, juntas directivas, la fluidez y transparencia de la información, y a los diferentes grupos de interés de las firmas.1

Aunque todos los principios de buen gobierno son igualmente importantes, vamos a desarrollar el tema de los derechos de los accionistas de las empresas de familia, pero observando que también tienen deberes. En estos casos, hay que hacer un análisis de la generación en la cual se encuentra la familia accionista, porque en el caso de la primera generación hay solo uno o dos dueños, mientras que en las generaciones subsiguientes se habla de varios accionistas (no propiamente dueños), caso en el cual los derechos y deberes podrían cambiar fundamentalmente. También hay que observar si los accionistas familiares son activos o pasivos en cuanto a la administración de la empresa se refiere. De todas maneras, hay algunos derechos y deberes generales que tienen los accionistas de las empresas familiares, entre los cuales mencionamos los siguientes:



-Recibir la información de la compañía antes de que sea hecha pública. (En algunos casos, la información sale al público antes de que sea conocida por los familiares).

-Conocer la estrategia global de la firma. (No tanto la estrategia específica, porque se podría filtrar a la competencia cuando los accionistas son muchos).

-Recibir atención de la administración a sus inquietudes en el contexto adecuado.

-Recoger la información por medio de los conductos predefinidos.

-Además, y aunque parezca mentira en muchas sociedades, también tienen derecho a exigir el crecimiento de la compañía, tanto en utilidades como en rentabilidad patrimonial.2

Pero los accionistas de las empresas de familia también tienen deberes, que no necesariamente son los mismos cuando se trata de otro tipo de empresas. Entre estos deberes, podemos resaltar algunos:

-No presionar indebidamente (fuera del conducto regular) a los gerentes, y más en el caso en que ellos no sean familiares, con información o con servicios. (Casos se ven en los cuales el gerente familiar no sabe qué hacer ante la presión de un accionista familiar).

-Soportar públicamente las decisiones de la gerencia.

-Mantener la información en estricta confidencialidad.

- Atender a las reuniones de accionistas.

-Conocer las finanzas básicas de la compañía.

-Entender las funciones y responsabilidades de la junta directiva.



Señor empresario de familia: Si quiere desarrollar el código de buen gobierno de su empresa, no olvide tener en cuenta los elementos mencionados.



1.Confecámaras. www.confecamaras.org.co/cgcolombia/prod03.htm

2.La rentabilidad patrimonial debe ser medida contra el costo de capital de los accionistas incluyendo las obligaciones financieras. La diferencia es la capacidad del negocio de generar o destruir valor para los accionistas.




dvelezm@alum.mit.edu
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?