Opinión

  • | 2009/04/03 00:00

    Argentina VS. Colombia

    La confianza que el país ha logrado cultivar en los mercados financieros va a ser un factor determinante para sortear esta crisis.

COMPARTIR

Argentina y Colombia son países con tamaños similares. En términos de población, Argentina tiene 40 millones de habitantes y Colombia tiene 44 millones. En términos del tamaño de la economía, a tasas de cambio de mercado, Argentina tuvo el año pasado un Producto Interno Bruto (PIB) del orden de US$ 300.000 millones, mientras que Colombia llegó a tener un PIB cercano a los US$ 230.000 millones. El crecimiento económico en el periodo 2000-2008 también fue similar: la tasa de crecimiento promedio de Argentina fue 3,9% durante este periodo, mientras que el de Colombia fue 4,3%.

Factores a favor de Argentina

La economía argentina tiene algunas ventajas importantes para enfrentar la crisis cuando se compara con la colombiana. Por ejemplo, en términos de la balanza comercial (exportaciones menos importaciones) Argentina tuvo un superávit de US$11.000 millones en 2008, mientras que el nuestro fue cercano a cero. Por lo tanto, la cuenta corriente argentina presentó un superávit equivalente a 1,4% del PIB, mientras que la colombiana presentó un déficit equivalente al 2,1% del PIB.

En términos del desempeño fiscal, vemos un patrón parecido. Mientras que en Argentina se logró un superávit equivalente al 2,5% del PIB, en Colombia tuvimos un déficit cercano al 1%. Esto en el contexto de un endeudamiento público de similar tamaño, entre el 40% y 45% del PIB.



Factores a favor de Colombia

A pesar de estas variables a favor de Argentina, hay un consenso entre los analistas en cuanto a que la economía colombiana va a salir mejor librada en esta crisis. Hay varias razones para ello, pero la más importante es la credibilidad que nuestro país ha logrado cultivar en los mercados financieros.

La diferencia de rendimientos entre los bonos del tesoro estadounidense y los bonos emitidos por un país específico son un buen indicador de la confianza que los mercados financieros tienen en ese país. En el caso colombiano esta diferencia se encuentra actualmente entre 4 y 5 puntos porcentuales. En el caso de Argentina la diferencia se encuentra entre 14 y 15 puntos porcentuales. A estos niveles, es muy difícil y muy costoso para el gobierno argentino conseguir financiamiento en los mercados financieros. Por lo tanto, el gobierno ha decidido acudir a medidas extremas para financiarse, como la reciente nacionalización de los fondos de pensiones. Desafortunadamente, estas acciones agudizan la falta de confianza, reduciendo aún más la capacidad de financiación del gobierno en los mercados locales e internacionales.

El gobierno colombiano, por el contrario, ha cultivado la confianza de los mercados financieros, tanto internos como externos. Esto lo ha logrado manteniendo rigurosamente sus compromisos financieros, manteniendo la estabilidad monetaria, asegurando la transparencia y confiabilidad de la información económica y permitiendo el libre funcionamiento de los mercados.

Por lo tanto, se espera que el gobierno colombiano no tenga dificultades en financiar sus necesidades de caja este año. Por ejemplo, en medio del huracán financiero en Estados Unidos, el país pudo emitir en enero pasado deuda por US$1.000 millones. Se espera que el Gobierno emita otro tanto en el mercado interno, sin mayores dificultades. El resto de la financiación requerida deberá ser obtenida de las entidades multilaterales, que aprecian la seriedad del manejo financiero del país. Adicionalmente, la situación financiera ha quedado blindada este año con la nueva facilidad de emergencia anunciada por el Fondo Monetario Internacional para países en desarrollo con políticas financieras sólidas. En nuestro caso, esta facilidad llegaría a los US$5.800 millones, que pueden ser utilizados sin condiciones para manejar situaciones de emergencia.

La disponibilidad de financiación le va a permitir al gobierno colombiano llevar a cabo sus planes de inversión y subsidios, los cuales van a ser determinantes para estimular la demanda doméstica en medio de la crisis mundial. La confianza en el Gobierno repercute también en la capacidad de conseguir financiación por parte de las empresas colombianas. Por ejemplo, hemos visto cómo nuestras grandes empresas están logrando colocar sus bonos en el mercado interno sin mayores dificultades en los últimos meses. Por lo tanto, estas podrán mantener sus niveles de inversión, lo cual también es crítico para mantener el crecimiento de la demanda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?