Luis Fernando Andrade

| 6/27/2003 12:00:00 AM

Anatomía de la caída de las bolsas internacionales

Aunque parezca increíble, el 60% de las grandes empresas prácticamente no se vio afectado por la caída de las bolsas estadounidenses en los últimos años.

por Luis Fernando Andrade

El colapso de las bolsas en Estados Unidos en los últimos años ha sido el peor desde la Gran Depresión de los años 30. El índice S&P500, compuesto por las 500 empresas de mayor capitalización bursátil en Estados Unidos, ha perdido un tercio de su valor desde su pico en el año 2000, cuando sobrepasó los 1.500 puntos. Después de haber caído a niveles cercanos a los 800, hoy está alrededor de los 1.000 puntos.

Sin embargo, un análisis detallado de la evolución del mercado muestra que de las 500 empresas incluidas en este índice la mayoría fue poco afectada. De hecho, un análisis reciente de McKinsey revela que entre comienzos del año 2000 y finales del año 2002, período en que se cayó la bolsa, el 41% de estas empresas aumentó su valor. Otro 19% perdió menos del 10% de su valor. Por tanto, ¡60% de las grandes empresas prácticamente no se vio afectado por la caída de la bolsa!



Causas del colapso

El colapso del índice S&P500 se debe a dos factores principales: el fin de la "burbuja" de los sectores de informática y telecomunicaciones; y la corrección en el valor de un grupo reducido de empresas de muy alta capitalización bursátil.

El índice S&P500 incluye 87 empresas clasificadas en los sectores de informática y telecomunicaciones. Estas empresas tuvieron una caída en valor superior al 60%. Claramente, estas fueron sobrevaloradas como consecuencia de la "burbuja" que se presentó alrededor de estos sectores. Tradicionalmente, las empresas de informática y telecomunicaciones representaron 15 a 25% de la capitalización total de las 500 empresas incluidas en el índice. Sin embargo, para comienzos del año 2000 representaban 45% de la capitalización total. Después de la corrección, la capitalización de estas empresas está nuevamente dentro de los parámetros históricos.

El otro gran factor que afectó la caída del índice S&P500 fue la corrección en el valor de las empresas con capitalización bursátil superior a los US$50.000 millones. Excluyendo las empresas de los sectores de informática y telecomunicaciones, solo 33 empresas cumplen esta condición. En promedio, estas 33 empresas perdieron cerca del 30% de su valor en el período analizado. El efecto de la caída del valor de estas empresas es muy importante, porque el índice S&P500 pondera el peso de cada empresa de acuerdo con su capitalización bursátil.



Perspectivas

Al analizar la evolución del mercado de esta forma, podría decirse que la caída de la bolsa fue realmente una corrección concentrada en dos sectores de la economía y algunas grandes empresas que fueron sobrevaloradas por diversas razones (como Enron). Hoy parece haber vuelto la cordura al mercado. Para 300 de las 500 compañías del índice no hubo prácticamente efecto alguno en su valoración. Por tanto, parece que la caída de la bolsa respondió más a factores específicos que a apreciaciones generales sobre las perspectivas de la economía mundial, o la capacidad de la mayoría de las grandes empresas de continuar creciendo sus utilidades.



Basado en el artículo original "Anatomy of a Bear Market" de Timothy M. Soller y Zane D. Williams.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.