Opinión

  • | 2007/06/22 00:00

    Acuerdo de Accionistas en Empresas de Familia (EF)

    Tampoco se puede decir que los vínculos de familia pueden llegar a sustituir las reglas de juego que, en términos generales, buscan proteger a aquellos que no estén involucrados en la administración de la empesa o sean minoritarios.

COMPARTIR

¿Ha oído hablar de Acuerdos de Accionistas entre miembros de una EF? Pues bien, allí también se "cuecen estas habas". Los acuerdos de accionistas, como su nombre lo indica, se hacen entre accionistas de una empresa con independencia de si son familiares o no.
 
Aunque la confianza que hay entre los miembros de la familia pareciera ser hoy un elemento que no daría lugar a establecer acuerdos legales de manejo empresarial, esta confianza también se puede disminuir con el paso del tiempo. Estos acuerdos se reflejan, fundamentalmente, en los estatutos que, entre comillas, son el primer acuerdo de accionistas que establece las reglas de juego que regirán en la sociedad y en los demás acuerdos de accionistas que se tengan por fuera de los estatutos.

Además, en las EF también existen accionistas minoritarios que a veces sienten el abuso de poder de las mayorías. Pero, ¿cómo hacer para que esos accionistas minoritarios se defiendan en un país donde las leyes para las minorías son escasas, o prácticamente inexistentes? ¿Cómo hacer para proteger a los accionistas familiares minoritarios muchas veces alejados de la administración?
 
Además, ¿no es más complicado aún cuando esos minoritarios son nuestros parientes? Tampoco se puede decir que los vínculos de familia sustituyen las reglas de juego que, en términos generales, buscan proteger a aquellos que no estén involucrados en la administración de la empresa o sean minoritarios.

Se oye mucho del abuso en algunas EF para con sus socios minoritarios. Por ejemplo, transferencias de precios a empresas de los mayoritarios, bonos y salarios para los accionistas mayoritarios que las manejan, conflictos de interés por compras y ventas de bienes o servicios.
 
Y.... todo esto también puede pasar en las mejores familias en donde los valores han sido explícitamente difundidos, y donde la confianza entre los miembros de la familia ha sido el baluarte estratégico de funcionamiento. ¿Qué hacer entonces para mantener la confianza y los vínculos familiares en una EF? Hay muchas maneras de hacerlo, pero una de ellas es establecer reglas de manejo empresarial y llevarlas a un "Acuerdo de Accionistas" que proteja a todos los accionistas, especialmente a los minoritarios.

Perseo nos cuenta sobre un acuerdo de accionistas recientemente negociado en su EF para defenderse de Tartufo, un familiar accionista, quien, liderando la mayoría en la Junta, fijó el salario de su hijo, gerente de la compañía, con una remuneración excesiva, con lo cual afectó a los otros accionistas familiares y minoritarios que no hacía parte de la administración. Esto produjo un caos al interior de la familia. Sin embargo, la empresa logró salir avante de la situación.

Perseo, ¿por qué es importante el acuerdo al cual ustedes llegaron recientemente? El acuerdo nos protege a todos de igual forma. También creemos que así nuestras acciones aumentan de valor por cuanto logramos un mejor gobierno corporativo y esperamos que con ese acuerdo haya armonía en caso de que se presenten nuevos incidentes. Por otro lado, la discusión abierta que hicimos del acuerdo nos ha educado en torno a cómo se debe manejar la sociedad.

¿Cuáles serían sus recomendaciones para desarrollar un acuerdo apropiado en una EF?

Creemos que el acuerdo es una medida vital para la sostenibilidad de la empresa en el largo plazo. De ninguna manera la única, pero sí muy importante. También vemos que el acuerdo hay que realizarlo cuando la familia goza de "salud mental", y es preferible hacerlo antes de que haya disputas entre los miembros.
 
También consideramos que los accionistas tenemos diferentes necesidades de todo tipo. No todos somos iguales, hay unos que trabajan en la empresa y otros que no lo hacen. Algunos tenemos más necesidades de liquidez que otros. En adición a lo anterior, acordamos unos mecanismos de salida apropiados, lo que evita muchos conflictos porque es tan importante poder entrar bien como salir adecuadamente y a tiempo. Señor empresario familiar: un acuerdo de accionistas no es un insulto a la confianza familiar. Es un elemento conveniente para el mejor funcionamiento de su empresa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?