| 9/2/2008 12:00:00 AM

Talento femenino: evolución o discriminación

Es innegable el significativo avance que ha tenido el talento de las mujeres en todos los campos del saber y del desempeño laboral actualmente, pero no ha sido igual el avance de la sociedad en reconocer esos talentos en su verdadera dimensión.

¿Cómo puede una sociedad evolucionar para considerar la naturaleza de la mujer y su necesario aporte a la construcción de la cultura y la historia de un pueblo, si no es considerando su misión de esposa y madre formadora de las generaciones?

Si bien existen muchas mujeres que se han destacado en campos muy importantes del devenir de la historia… aún vivimos en una sociedad discriminatoria y machista que no reconoce las condiciones propias del trabajo de las mujeres.

Aunque hoy en día las aulas de las universidades, tanto en pregrado como en postgrados están llenas de mujeres y cada vez se las ve más en altos cargos empresariales y del gobierno, parece que nadie piensa en el más importante trabajo que tienen todas las mujeres en el mundo, ese que responde a su más profunda naturaleza y al plan de Dios para su vida: ser madre, formadora de hombres.

Ya no se puede prescindir del talento de las mujeres, de su inteligencia, sus puntos de vista, sus cualidades, su agudeza de sentidos, su manera de percibir el mundo y la realidad, su organización, etc., pero tampoco se les puede “sacar” de los hogares, de la vida de los niños y los jóvenes, de la responsabilidad del crecimiento espiritual e intelectual de la familia y de la construcción de tradiciones.

Nuestra sociedad necesita evolucionar, cambiar, adecuar las leyes laborales y el desarrollo de las empresas a las necesidades de la familia, que por naturaleza, solo pueden asumir las mujeres.

Una verdadera sociedad desarrollada será aquella que puede adaptarse a compartir el trabajo y el talento de las mujeres con la construcción de la familia. Si la familia esta bien consolidada en principios de responsabilidad, honestidad y cumplimiento, la sociedad y la economía marcharán sobre seguro en desarrollo, crecimiento sostenible y progreso con ética y compromiso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?