| 11/7/2006 12:00:00 AM

Proteja la información en internet

Symantic brinda consejos para proteger la información de cualquier amenaza en internet, desastre físico o natural

Al igual que los huracanes, las amenazas reciben nombres como Slammer, MyDoom y Cabir para ser identificados fácilmente por los expertos de protección en Internet y los usuarios en línea y así, generar soluciones que eliminen cualquier posibilidad de ataque a nuestra información. Sin embargo, la información personal y corporativa también se puede ver amenazada por otras causas, por ejemplo, en esta época del año se incrementan los factores físicos que pueden dañar nuestros equipos o servidores, como lo son los apagones, cambios de voltaje, huracanes, ataques terroristas, terremotos, inundaciones, entre otros.

Por ello, en esta temporada de huracanes y tormentas eléctricas, resulta crucial tomar en cuenta tres conceptos indispensables, que al aplicarse, garantizan no solo la seguridad, sino también la disponibilidad de la información ante cualquier imprevisto mediante la protección continua y respaldos periódicos. Esto es lo que Symantec denomina Integridad de la Información.

La Integridad de la Información permite a los usuarios residenciales y corporativos interactuar, controlar y administrar toda la información en cualquier momento con base en las tendencias de Internet actuales y futuras para poder disponer de sus datos cuando lo requieran, en otras palabras, es un enfoque unificado para brindar protección a los recursos de la red.

En esta temporada de huracanes, Symantec te aconseja tomar medidas de prevención e implementar las herramientas necesarias para enfrentar mejor los riesgos y anticiparte a cualquier eventualidad (ver gráficas de los recuadros).






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?