| 10/3/2007 12:00:00 AM

Padres de familia, a re-educarse

Formar para la convivencia y el respeto por la dignidad propia y ajena surge como un reclamo actual de la educación, de la que los padres hacen parte, en un contexto de capitalismo salvaje, sed de protagonismo y exageración del consumismo. Así lo percibo como docente en escuela pública y como madre de familia.

La educación en nuestro país debe repensarse en función de adaptarla al objetivo de convertir a Colombia en un país industrializado con una sociedad desarrollada, no en términos del capitalismo, sino orientada al crecimiento de las personas en toda su dignidad y a la convivencia pacífica y honesta.

En éste objetivo es muy importante el papel de los padres, primeros educadores de los niños, que se encuentran solos y en continua contradicción con los medios de comunicación, la escuela, los amigos y hasta la fe. Padres de familia igualmente influenciados por el entorno y más llenos de dudas que de respuestas.

Frente al difícil camino que representa para los padres educar a los hijos, hoy en día, las escuelas de padres surgen como un recurso de invaluable importancia para apoyar los procesos de crecimiento y formación de la autoestima y la personalidad de los niños y adolescentes, así como el manejo de conflictos, diálogo, creación y desarrollo de la autoridad y la confianza.

Es urgente concienciar a los padres de la necesidad sentida de volver al colegio y asistir con entusiasmo a las escuelas de padres que dan frutos ya confirmados en muchas experiencias en todo el país y a los colegios de implementar dichos programas con los padres de familia que les permitan prepararse para entender y asimilar la educación de los hijos en una sociedad tan cambiante, competitiva y heterogénea como la que vivimos en este momento.

La implementación y desarrollo de las escuelas de padres contribuyen también a que nuestra labor como docentes y acompañantes en la formación de los niños y adolescentes pueda tener mejores resultados, fruto de la integración escuela – hogar, que enfatiza la importancia de la educación y disminuye las problemáticas alrededor de la convivencia de los niños en la escuela y su desempeño académico.



















































¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?