| 5/2/2006 12:00:00 AM

Mercadeo verde: otra forma de ayudar al mundo

Sheyla K. Berrio, lectora de Dinero.com, explica y analiza uno de los nuevos fenómenos de mercadeo: el que busca promover productos ecológicos.

Los primeros años del siglo XXI se han caracterizado por una serie de fenómenos ambientales de gran magnitud que se han presentado en diferentes países del mundo como consecuencia directa del estado de deterioro y degradación que los seres humanos hemos provocado en el medio ambiente. Las advertencias que desde hace muchos años han venido promulgándose por parte de las autoridades ambientales, apenas están empezando a crear conciencia en la comunidad mundial que por mucho tiempo estuvo despreocupada por el daño ambiental que se estaba produciendo y que en la actualidad nos tiene a punto de perder aquellos recursos naturales no renovables indispensables para nuestra existencia. La comprensión de la población mundial sobre lo que puede pasar en el futuro si seguimos con esta misma actitud, prendió las alarmas en los mercados económicos globales que han estado en la búsqueda de crear nuevo productos y “tecnologías limpias” que satisfagan las necesidades humanas intentando ocasionar el menor impacto posible sobre el medio ambiente.
 
A tal forma de hacer negocios se le denomino Green Marketing o Mercadeo Verde, que aparece como una vía de escape al mercado básico, lleno de productos con ingredientes contaminantes que ya no son del agrado de la población. El número de seguidores de esta “corriente verde”, al igual que la demanda de productos pro-ambientales ha crecido en la última década, por lo tanto cada vez son más las empresas que han destinado un porcentaje de sus utilidades a la investigación y creación de tecnologías que no solo les den una ventaja de competitividad frente a los productos normales que se encuentran en el mercado, sino que también les planteen reducciones en la adquisición de las materias primas que se utilizan en sus procesos de producción.
 
Los requerimientos para la entrada de una compañía al mercado verde la llevan a firmar un pacto de responsabilidad social, donde adquiere una obligación moral y ambiental con el futuro. La empresa debe estar muy pendiente sobre los avances de la tecnología y la ciencia, pues estas áreas del conocimiento marcan la pauta de los avances que se pueden realizar en materia ecológica. No obstante, tal responsabilidad se puede ver compensada con el mejoramiento del status de la marca de la empresa en el mercado, debido a que cada día, son mas las personas que admiran y premian comprando los productos de las compañías que mejoran sus procesos para evitar daños en el medio ambiente. A manera de ejemplo podemos presentar los casos de reconocidas empresas como Johnson & Johnson, McDonald’s, Xerox, Samsung, entre otros, quienes han aumentado o mantenido su nivel de popularidad en el área en la que se desempeñan, porque han promocionado sus productos como pro-ambientales.
 
Por otro lado, el Green Marketing no solo ha incentivado la creación de productos para la compra y venta, sino que también ha ayudado a labrar el camino para que los gobiernos de los países del mundo, incluyan en sus proyectos de leyes, medidas para mejorar la utilización de sus recursos naturales. Campañas que van desde la clasificación obligatoria en los hogares de los productos reciclables, la restricción de la circulación de vehículos durante algunos días de la semana hasta medidas para evitar la cacería y el tráfico ilegal de animales, son algunas de las acciones que han tomado los gobiernos de varios países para presionar el controlar en el daño ambiental que producen los seres humanos con sus actividades diarias. La demanda de productos ecológicos existe en nuestros mercados y todos los días aumentan el número de empresas dispuestas a mejorar sus procesos de producción con el objetivo de tomar responsabilidad social ante el impacto que se esta causando.
 
Sin embargo la tarea no esta aun terminada: el Mercado Verde tiene muchos áreas aún sin tocar o por mejorar como son la creación de servicios de dirección para empresas que desean ingresar a este mercado, la motivación de una conciencia ambiental en los consumidores, especialmente entre los niños y jóvenes, para que transformen sus estilos de vida, el desarrollo de tecnologías que reemplacen aquellas que son obsoletas de acuerdo con los estándares de calidad que nos proponemos, el aumento en las ventajas ambientales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?