| 9/6/2006 12:00:00 AM

Los Hedge Funds o Fondos de Cobertura

Actualmente los inversores intentan ampliar su abanico de posibilidades de inversión, con el fin de diversificar su rentabilidad y minimizar su riesgo. Sin embargo, no todos los instrumentos tradicionales como acciones, bonos, depósitos a término permiten lograr esto.

Para ello han surgido mecanismos de inversión alternativa conocidos como Hedge Funds (o como Fondos de Cobertura). Esta tipología de fondos busca obtener la mejor relación Riesgo-Beneficio, por medio de la utilización de diferentes instrumentos financieros que no son utilizados en la inversión tradicional.

El concepto Hedge Funds, en sus orígenes, se creo con el fin de proteger inversiones de las fluctuaciones y volatilidad de los mercados, por medio de una gestión activa y la utilización de diferentes instrumentos financieros como los derivados, el apalancamiento y las ventas en descubierto, entre otros. Hoy en día se pueden definir como fondos no tradicionales, administrados o gestionados por personas altamente cualificadas con conocimiento de instrumentos poco convencionales, con el objetivo de conseguir rendimientos positivos, independientemente de la situación de mercado.

El primer Hedge Fund que se conoció data de 1949, cuando Albert W. Jones implantó la estrategia de compra y venta de acciones, a corto y largo plazo; sin embargo sólo sus datos fueron publicados 17 años después por una revista, demostrando que sus resultados eran muy superiores a los obtenidos por los fondos tradicionales. Con esta publicación no tardaron en incrementarse los Hedge Funds en los años 1967 y 1968, viéndose truncados de 1969-1974 cuando un sin fin de fondos sufrieron cuantiosas pérdidas y reembolsos de capital. Este tipo de inversión desapareció hasta mediados de los 80’s, con la clara evolución de determinados instrumentos financieros como los derivados, el incremento de la inversiones a nivel institucional y la buena imagen que los medios de comunicación han dado a los Hedge Funds.

Cabe destacar que en octubre de 1998 un Hedge Fund conocido como Long Term Capital Management (LTCM) fue capaz de desestabilizar el sistema financiero mundial, al quebrar. Llegó a ser uno de los Hedge Funds más importantes por sus altos rendimientos y su inversión en contratos de derivados superando los US$1.000 millones; sin embargo, ha sido la única entidad privada rescatada por la Reserva Federal, debido a la inestabilidad financiera que podría generar no sólo por las inversiones que bancos tenían en este fondo, sino porque al caer este fondo, muchos fondos caerían detrás, desestabilizando el mercado financiero internacional. Este acontecimiento hace resaltar la importancia que los Hedge Funds pueden tener dentro del sistema financiero en el mundo.

La característica principal de los Fondos de Cobertura es que obtienen rendimientos no correlacionados con los mercados, normalmente cuentan con menor volatilidad, se basa en estrategias de inversión dinámicas con una regulación más flexible, que los fondos tradicionales, siendo sociedades privadas con reducido número de partícipes y donde el gestor cuenta con una significativa participación personal en el capital social.

En cuanto a las estrategias, cada Hedge Funds tiene una diferente, lo que los convierte en instrumentos muy heterogéneos. Algunos de los principales tipos de estrategias son:

Equity Hedge: estrategia de cobertura de renta variable, posiciones que se cubren mutuamente.

Event Driven: estrategias orientadas a explotar un evento o acción corporativa.

Convertible Arbitrage: arbitraje de bonos convertibles en acciones

Relative Value o Valor Relativo: conjunto de estrategias alternativas que tienen como finalidad explotar inconsistencias en los precios asumiendo dos o más posiciones en distintos instrumentos y de sentido opuesto, de tal forma que el riesgo sistemático de la posición larga (compra) quede cancelado por la posición corta (venta).

Equity Neutral Market: estrategia que tiene como finalidad explotar inconsistencias en los precios de las acciones, cancelando el riesgo sistemático (de mercado).

Emerging Markets: asumir posiciones largas y cortas en deuda, acciones, activos del mercado monetario y productos derivados de economías emergentes.

Long/ Short Equity: son estrategias direccionales donde no se cubre el riesgo sistemático, sino que se busca obtener un beneficio procedente del diferencial absoluto entre el precio del mercado y su valor intrínseco.

Distressed Securities: tomar posiciones largas y cortas en acciones y deuda de empresas que pasan por algún tipo de dificultad financiera.

Fondos de Fondos: son Fondos que invierten en otros Hedge Funds.

Dado el tipo de estrategia, Los Hedge Funds son más flexibles y los requerimientos son diferentes a los de un fondo tradicional. Lo importante es la experiencia del capital humano, la gestión de los recursos y la liquidez de los productos financieros que utiliza.

Los Hedge Funds pueden ser fondos cerrados o abiertos, es decir, un fondo es cerrado cuando los participantes iniciales tienen un compromiso de permanencia en el fondo y si deciden salir las participaciones sólo podrán ser adquiridas por los participantes actuales, mientras en los fondos abiertos hay libre entrada y salida de flujos de dinero y partícipes.

Hasta hoy los Hedge Funds ha sido un producto de Estados Unidos; sin embargo, cada vez despierta mayor interés en Europa y Mercados Asiáticos, aunque su participación sigue siendo baja, poco a poco va despertando el interés de los inversores institucionales y los family office. Con la salvedad de que en algunos países las regulaciones han sido más estrictas o tardado más en aprobar este tipo de inversión.








¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?