| 8/1/2008 12:00:00 AM

Las oportunidades de la crisis alimentaría

Los organismos internacionales coinciden en que se esta configurando en el mundo una crisis alimentaría para las poblaciones más pobres, por el aumento de los precios de los granos y los alimentos básicos. Quizás el caso más notorio, ha sido la aparente escasez de arroz, que inclusive ha llevado a desordenes y manifestaciones en algunos países como Haití y Egipto. La ONU estima que este aumento de precios, que ha sido del 83% en los últimos 3 años, afectara gravemente a millones de personas en los países más pobres. El resultado puede ser dramático si antes la ONU y los países ricos no toman medidas y acciones para evitarlo.

Este incremento de precios en los alimentos básicos se esta dando por una combinación de factores tanto coyunturales como estructurales. El clima es el factor coyuntural más importante y se ha manifestado principalmente en las cosechas de granos de Australia, y más recientemente por las inundaciones en el medio oeste de los EE.UU., lo que ha causado un gran impacto en los precios durante lo últimos meses. También hay un efecto coyuntural por la prohibición de la exportación de las cosechas en países productores de alimentos, como Brasil y otros, argumentando la seguridad alimentaría para sus pueblos.

Pero quizás los factores estructurales son los más determinantes para que en el mediano y largo plazo se mantengan altos precios y son éstos los que van a cambiar las condiciones en que se ha desarrollado la agricultura en las ultimas décadas. Estos factores estructurales son: el crecimiento de la población mundial, el incremento de la capacidad de consumo de la clase media en algunos países en vías de desarrollo como la China, la India y Rusia y el altísimo precio del petróleo que impulsó el uso del etanol y del bio-disel como alternativa a los combustibles derivados del petróleo.

En la China por ejemplo, se exportó en el periodo 2006-2007, 5.3 millones de toneladas métricas de maíz al resto del mundo y se estima que para el periodo 2007-2008 serán solo 0.5 millones de toneladas métricas. Esto debido al uso del maíz para la alimentación animal, ya que el consumo de carne se ha elevado considerablemente, pasando de 20 kilogramos por persona año en 1980 a 50 kilogramos per capita en la actualidad.

No hay duda que el incremento de los precios de los alimentos básicos va a perjudicar a millones de pobres en el mundo que viven en países de bajo desarrollo económico. Pero este fenómeno también va a cambiar los términos de intercambio de la economía mundial, en la medida en que los alimentos y las materias primas derivadas de la agricultura, logren mejores precios y ganen mayor valor relativo frente a los bienes industriales y de servicios. Con esta perspectiva la agricultura dejara de ser "el patito feo" de los sectores económicos.

Quien ha vivido y seguido de cerca el quehacer del sector agrícola, conoce que la agricultura ha sido el sector menos favorecido en términos de intercambio comercial en el mercado mundial. De hecho, para sostener esta actividad en los países industrializados, como en el caso de la Comunidad Económica Europea, Japón y los EE.UU., los agricultores reciben inmensos subsidios del estado, además de una fuerte protección arancelaria. Es tan evidente esto, que la organización mundial de comercio OMC no ha podido lograr acuerdos en este tema. La ronda de Doha que empezó en el año 2001 y que ya debía haber concluido, se encuentra suspendida, precisamente por la negativa de algunos países en desarrollo fuertemente agrícolas como Brasil y la India, a aceptar liberar el comercio para bienes industriales y servicios, cuando los países desarrollados se niegan a disminuir o eliminar los subsidios agrícolas.

Es interesante ver el potencial que tiene el mundo para producir mas comida y simultáneamente generar combustibles vegetales. Hay países donde su frontera agrícola esta agotada y lograr una mayor producción tendrá que ver con nuevas y mejores tecnologías de producción. EE.UU. por ejemplo esta en el limite y hay temor de que la presión para incorporar nuevas tierras a la agricultura, reduzca las reservas forestales protegidas que son mantenidas con subsidios del estado. Así mismo hay aprensión que el Brasil siga desforestando la selva amazónica con graves consecuencias para toda la humanidad. En el caso de Europa y Japón tampoco se cuenta con tierras arables no utilizadas.

Pero de otro lado hay grandes extensiones de tierra en muchos países de poco desarrollo, donde por la escasez de recursos, el bajo precio de las cosechas y por la falta de subsidios estatales, nunca se ha establecido una agricultura moderna y eficiente. En estos países, es donde seguramente se irán a concentran los recursos para producir alimentos, ya sea para el consumo local o para la exportación y donde se desarrollarán cultivos para la producción de etanol y bio-combustibles.

Hay países con enormes posibilidades de extender su frontera agrícola, en los países del tercer mundo y en los países en vía de desarrollo. Así mismo hay un gran potencial de volver eficiente y rentable las tierras que actualmente tienen en explotación, con tecnología y mejores practicas agrícolas. Por ejemplo en la China y la India hay mas de tres millones de kilómetros cuadrados de tierra arable y Rusia tiene mas de un millón. En África, hay una gran población rural y la agricultura es aun el sector más importante de su economía. Ante esta crisis, el banco Mundial anunció que duplicara su ayuda para el soporte de la agricultura en ese continente a 800 millones de dólares anuales. En América Latina si bien en las ultimas décadas se ha industrializado, hay una población rural muy grande que necesita de nuevas oportunidades para sus tierras y mejores precios para sus cosechas.

Infortunadamente los altos precios de los alimentos traerán hambruna y muerte en muchos países pobres en el corto plazo, pero en el mediano plazo es muy probable que la mejora en los precios y el mayor valor relativo de los productos del campo, traerá bienestar y desarrollo a muchas comunidades rurales en el mundo entero y en especial a las de los países de menor desarrollo relativo.


* Miami, FL
jpineda1@msn.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?