| 8/9/2006 12:00:00 AM

La FED se decanta por el crecimiento

La autoridad monetaria de Estados Unidos hizo un lato en el precio del dinero y ahora debe enfrentar un posible aumento de la inflación.

La autoridad monetaria de Estados Unidos hizo un alto, tras 17 subidas consecutivas del precio del dinero. Bernanke reconoce que la inflación es alta, pero confía en que con el tiempo se modere, prefiere apostar por el crecimiento económico que empieza a reflejar el enfriamiento del mercado hipotecario.

La economía ha dado señales de una desaceleración mayor a la esperada. Un PIB (Producto Interno Bruto) que en el segundo trimestre del año ha crecido 2.5% frente al 5.6% de los tres primeros meses del año, ha llevado a la FED a reflexionar y a considerar el crecimiento, una prioridad.

La Reserva Federal frena el endurecimiento de su política monetaria, considera una inflación moderada, pese a la subida del precio del petróleo. Reconoce que hay riesgos inflacionistas, pero prefiere apoyar la economía, sin descartar posibles subidas a futuro, si no se logra controlar la inflación.

El periodo de subidas no ha terminado, pero es posible que se produzca una bajada de tipos para volverlos a subir más adelante cuando el crecimiento sea más fuerte. El peor error sería una subida excesiva y provocar una fuerte desaceleración del crecimiento.

La renta fija en Estados Unidos tiene más temor a una desaceleración que a la inflación, por eso, los bonos a 10 años que cotizaban a 5.245% pasan a 4.919% a finales de junio y ayer, ante la noticia de la FED, casi no tuvieron cambio.

Por otro lado, las compras en dólares cada vez pierden más atractivo; el dólar, en lo que va de este año, ha caído un 8.5% y el endurecimiento de la política económica en otras regiones, como Europa, reduce el diferencial favorable con que contaba el billete verde.

Ayer, los mercados, tanto el índice de referencia en Europa, como los índices de referencia en Estados Unidos, tuvieron un primer movimiento fuerte al alza, ante el mensaje de Bernanke de inflación moderada, pero al continuar con su intervención y dejar claro que a futuro no descarta posibles subidas, dependiendo del comportamiento del crecimiento y la inflación, los mercados cerraron a la baja.

Un día después de conocerse la noticia de tipos de interés en el 5.25%, las principales plazas europeas abren al alza, pero el mensaje posterior impide que la euforia se apodere de los mercados. El precio del petróleo de referencia en Europa, el Brent, continua subiendo a la espera de los datos de reserva en Estados Unidos.

Para los mercados, lo importante es saber si el dato de ayer cierra el ciclo de alzas o si simplemente es una pausa temporal, porque una nueva subida hubiera puesto en peligro la economía americana. En las últimas semanas se ha visto claramente la desaceleración económica, con el aumento del desempleo y una desaceleración en la productividad. Ahora lo complicado para la FED y por lo que uno de sus miembros no era partidario de mantener los tipos de interés, es el peligro de la inflación.

Bernanke, en el mes de abril, había sido claro al abrir la posibilidad de hacer una pauta en la subida, en algún momento, sin que eso significara el fin definitivo de las subidas de tipos de interés.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?