| 3/20/2009 12:00:00 AM

Guerra informática virtual

Muchos Gurús del conocimiento pronosticaron que la venganza de los japoneses después de la Segunda Guerra Mundial iba a ser las motocicletas y no hay que ser un gran tratadista para darse cuenta de que no estaban equivocados. Si cabe alguna duda miremos solo el ingreso de motocicletas al país a hoy versus hace diez años contra accidentes de tránsito y muertes que se presentan a diario.

Hoy como ser humano no me imagino el gran impacto que se pueda presentar si las grandes compañías multinacionales de páginas Web y de los motores de búsqueda conocidas o no que están absorbiendo la información de todo aquel que utilice estos medios, me incluyo allí y muchos amigos en el mundo, son cifras que se salen de cualquier estadística del mercado, se declaren una amenaza de guerra virtual entre ellas o entre países, ¿a dónde va a parar este globo?

Seguramente hay expertos en el tema y dirán que contamos con grandes planes de contingencia y así será, más el pueblo virtual que no asume riesgos, ¿qué plan de contingencia tomará si ha puesto su confianza en una sola página?
Si vemos las amenazas que se han presentado, recordamos al -Y2K –year two key o llave del nuevo siglo en el cual nos vendieron una idea errada para fortuna de nosotros de cambios traumáticos que se presentarían que no se dieron y abrimos el nuevo siglo con expectativa tornándose incertidumbre al comienzo del siglo XXI.

El mundo entero tendrá que preguntarse qué tanta garantía tendremos de estar llenando de información, datos confidenciales o no a maquinas manejadas por personas que al interior de sus negocios saben que nos pueden manejar. Como decían nuestros abuelos de eso tan bueno no dan tanto. El mismo fenómeno se puede presentar con las telecomunicaciones en el cual se está presentando una gran adición al servicio y cuando menos se piense nos pasaran la cuenta de cobro de tantas promociones.
Trayendo un ejemplo vivo el de –OLA- que penetro al mercado ofreciendo tarifas sostenidas por tres años y que nació muerta la campaña por regulaciones de las telecomunicaciones en Colombia.

Debemos de tener planes de contingencia no virtuales si no reales ante esta situación para que no se vuelva esto en una verdadera Hecatombe, palabra que popularizo nuestro presidente Álvaro Uribe Vélez.

También habrá personas que no están de acuerdo con esta columna y dirán es que no conoce las regulaciones de los estados respecto al tema y están en lo cierto, mas que son amenazas que no se podrán controlar también son mucho más reales.


*Transportes Mejia S.A.
Director Comercial. 

carguimo@gmail.com



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?