| 4/12/2006 12:00:00 AM

¿Es la CAN una quimera?

Iván Antonio Borrero, lector de Dinero.com, analiza las debilidades de la Comunidad Andina de Naciones y asegura que es necesario fortalecerla como la mejor arma para acelerar el crecimiento económico en la región.

Atendiendo su invitación a escribir sobre temas económicos y empresariales, les comento que he leído con detenimiento su articulo "La Comunidad Andina se Tambalea".

Soy economista egresado de la Universidad del Atlántico, en Barranquilla, en el año de 1973, con tesis laureada en aquella época, "El Grupo Andino: su Sistema de Pagos"; donde la idea principal era la creación de una moneda única para el grupo, algo similar a lo que es hoy una realidad, con en Euro en la Comunidad Económica Europea.

Actualmente, resido en Republica Dominicana, y me he puesto a hacer algunos estudios socio-económicos de la posibilidad de una integración total entre los dos países que cohabitan la isla de La Espaniola (Republica Dominica y Haití) , inspirado en lo que es una quimera, La Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) y lo que es una realidad La Comunidad Económica europea.

La base del Grupo Andino ha sido el Acuerdo de Cartagena, de allí en adelante ha sido un proceso de largas y lentas conversaciones durante casi 35 anos, que no han terminado ni siquiera en una desgravación y igualizacion arancelaria, ni en un pasaporte andino ni mucho menos en una moneda común.

La lógica fundamental de la vida cotidiana, es la del buen vecino, y siempre debemos mantener magnificas relaciones con nuestros hermanos fronterizos y con antepasados históricos comunes. Si bien es cierto que la firma del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos con cualquiera de los países miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) entorpece el proceso de integración regional y pone de manifiesto que la brújula marca un rumbo diferente en cada uno de los países signatarios, también es cierto que las conversaciones y negociaciones con los Estados Unidos han sido más dinámicas y fructíferas que las reuniones andinas, también es cierto que las sociedades no se pueden hacer con desequilibrios macroeconómicos, donde existe hoy por hoy lideres de diferentes facetas e ideologías; un seudo-dictador con ideas bolivarianas como Chaves, presidente de una nacion con una riqueza inagotable en el petroleo, un indígena socialista en periodo de prueba, Evo Morales; un Uribe reelecionista dependiente de la economía norteña lidiando un conflicto armado interno inacabable , y dos países sumidos en una profunda crisis moral, administrativa y política, como son Perú y Ecuador.

La dolarización, la integración regional, la globalización y los cambios acelerados en las comunicaciones y el intercambio comercial son básicos en el comercio mundial, y la firma de los Tratados Comerciales bilaterales son vitales pero no nos podemos obnubilar firmando acuerdos en forma acelerada cuando existe muchas posibilidades de comercio, con costos mas bajos en el transporte y menos competencia. MERCOSUR es una buena opción par el comercio, como lo es Costa Rica para la inversión en medios de producción.

Cada día y en todos los rincones del mundo se acrecientan los sentimientos nacionalistas y patrióticos, y los movimientos anti-imperialistas son mas frecuentes, y para nadie es extraño las continuas denuncias de las políticas intervencionistas de los Estados Unidos; por eso no podemos dejar de lado o paralizar o echar para atrás los procesos de integración que ya hemos iniciado hacia la unificación de la América del Sur.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?