| 11/15/2005 12:00:00 AM

En qué va el saneamiento fiscal de los municipios

En su análisis, Jamer Arturo Franco, habla de las pocas bondades que ha mostrado la última Ley que limita los gastos municipales, y cómo la situación parece empeorar año tras año.

En el año 2000 fue aprobada la Ley 617 como mecanismo de ayuda para los municipios que enfrentaban dificultades fiscales, en la misma se establecieron limites a los gastos de funcionamiento y un periodo de transición para alcanzar un nivel de gastos acorde con la categoría de cada municipio. En la actualidad algunos municipios del país deben estar efectuando evaluaciones parciales, para determinar si están cumpliendo o no los porcentajes de gasto definidos en la ley .

Según esta Ley para el año 2004 todos los municipios del país debían cumplir con un nivel determinado para sus gastos de funcionamiento: a los municipios de categoría especial se les estableció un tope del 50% de sus ingresos corrientes, para los de primera categoría 65%, para segunda y tercera categoría 70% y para los de cuarta, quinta y sexta un 80%. Aquellos municipios que a diciembre 31 del 2004 hubiesen superado estos limites, debían adelantar un programa de saneamiento. De no ser aplicado el programa con éxito la oficina de planeación de los respectivos departamentos sometería a consideración de la asamblea y del gobernador un informe sobre la situación del municipio, a fin de que se ordenara la adopción de un nuevo plan, antes de tomar la determinación sobre la adhesión del municipio a otro ente territorial.

Haciendo un análisis al informe anual que emite el Departamento Nacional de Planeación sobre la salud fiscal de los municipios se detecta, que varios se encuentra en una situación fiscal apenas aceptable.

En el año 2000 cuando se promulgo dicha Ley, 392 municipios registraban gastos de funcionamiento iguales o superiores al 90% de sus ingresos corrientes, ósea que el 35,7% de los municipios del país presentaban dificultades para financiar su operación. Observando la evolución del indicador gastos de funcionamiento sobre ingresos corrientes entre el periodo 2001-2004, determinado por la Ley como periodo de transición, se establece que el ajuste en los municipios tiene un ciclo que coincide con los años de gobierno de los mandatarios; en el año 2.001, año en que se implemento la ley se inicio un periodo de gobierno para alcaldes. Al finalizar ese año, 162 municipios superaban el limite de gastos del 90% sobre los ingresos corrientes. Curiosamente, en el año 2.003 donde finalizó el mandato de gobierno 2001-2003, el numero de municipios que incumplieron el limite establecido en la ley fueron 303, dándose un retroceso casi al nivel de 2000.

En el año 2004 inicio un nuevo periodo de gobierno de mandatarios locales, el numero de municipios que incumplieron la norma, al finalizar tal año fue de 233.

Como se puede ver, la Ley 617 no ha sido efectiva en su propósito: hacer sostenibles los municipios del país, y el papel que deben cumplir los órganos de control fiscal y político no se ha reflejado en las finanzas municipales. Poco se sabe de los programas de saneamiento que se emprendieron en 2004, así como del seguimiento efectuado por las asambleas y oficinas de planeación. El desempeño futuro de los municipios del país se ve aun mas complejo. Evaluando la dependencia que tienen estos de las transferencias; en el año 2000, el 29% de los municipios dependía en un 80% de los recursos aportados por otras entidades; cuatro años después, ahora es el 42% está en similares circunstancias. La situación es preocupante, dado que estos municipios por cada 100 pesos que ingresan a sus arcas, solo generan internamente 20 pesos o menos.

Un numero considerable de municipios siguen siendo manejados de manera poco técnica y vistos por los alcaldes solo como unidades de gasto, no como generadores de recursos.

Mientras no se exijan planes y metas de largo plazo en materia fiscal, como los definidos en la ley 819 de 2.003 para municipios mayores y departamentos, la viabilidad fiscal de un alto porcentaje de los municipios del país esta en duda y su buen desempeño seguirá sujeto al ciclo de los mandatarios, mejorado en los inicios de gobierno y deteriorado al finalizar, esta situación no permitirá que en el país se consoliden entes territoriales auto sostenibles y gestores de su propio desarrollo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?