| 7/17/2007 12:00:00 AM

El camino de la autoformación

Una vez terminada la etapa de educación formal e iniciada la vida laboral, los tiempos destinados a la lectura se reducen significativamente y comenzamos a aplicar los aprendizajes en nuestros puestos de trabajo, sin embargo la curva del conocimiento no se estanca, es dinámica y permanentemente aparecen nuevas teorías, nuevos modelos metodológicos que nos obligan a estar informados.

En este sentido recurrimos en muchas ocasiones a tomar las diferentes alternativas que nos ofrecen las universidades y los centros de estudios superiores, tales como diplomados, especializaciones, maestrías, etc. Sin embargo, en muchas ocasiones sea por disponer de poco tiempo o bien falta de dinero, dejamos pasar los días sin vincularnos nuevamente a la academia, por tanto es importante aprovechar los recursos tecnológicos para mantenernos, no solamente informados, sino también para crear un espacio que nos permita estar actualizados en los temas que son parte de nuestro desempeño laboral.

Algunos aspectos que debemos tener en cuenta para mantener nuestro nivel de productividad en las organizaciones donde nos desempeñamos y que seguramente incrementará en cada uno de nosotros su auto confianza son los siguientes:

1. Definir los temas de mayor interés:
En primer lugar es preciso tener claro a qué temas le vamos a dedicar tiempo, cuáles son aquellos textos que contribuyen en la tarea de mantenernos actualizados y que nos van a permitir mejorar nuestro trabajo. Se trata, por una parte, de actualizarnos sobre las últimas investigaciones, teorías, normatividad, etc., y por otra, de continuar nuestro proceso de afianzar los conocimientos que ya poseemos.

2. Reconocer sus habilidades y fortalezas para potenciarlas:
Algunos autores se inclinan hoy día porque cada persona reconozca sus fortalezas y se olvide de sus debilidades (o por lo menos no se angustie con ellas), ya que finalmente el éxito laboral de las personas está dado es por la puesta en marcha de esas fortalezas, de tal manera que los esfuerzos de capacitación y formación hay que hacerlos sobre estos puntos o temas que permiten un alto desempeño. Identifique entonces cuales son aquellas competencias, habilidades o características que le han traído beneficios y triunfos, investigue sobre ellos, establezca un plan de trabajo que le permita consolidarlos y hacerlos conscientes en su diario vivir.

3. Disciplina de estudio personal
Hoy día el tiempo parece que no nos alcanza, la vida laboral, familiar, los amigos, la televisión, el cine, el teléfono, etc., nos dejan poco tiempo para la lectura personal, sin embargo es preciso identificar cuál es la mejor hora para la lectura, sean libros, revistas, internet, etc., y establecer los tiempos destinados a esta labor.


Como es muy fácil abandonar rápidamente nuestros propósitos se requiere entonces aplicar algunas técnicas que nos permitan retomar cada día o en los tiempos definidos este proceso de auto formación, algunas tienen que ver con la selección del espacio en que vamos a estudiar, sea el estudio, la sala u otro lugar que nos asegure un poco de privacidad. Por otro lado es importante hacer ejercicios de relajación mental que nos permitan concentrarnos en los temas que estamos trabajando.

4. Rutinas claras de investigación
Seleccionar los temas que vamos a trabajar es de vital importancia, una vez identificados nuestros intereses de formación debemos buscar entonces los recursos bibliográficos a los cuales podamos acceder, definir los temas y tomar notas que nos permitan asegurar el aprendizaje.

En muchos casos los temas que estamos investigando pueden ser reforzados en conversaciones informales con personas que sepan del tema lo cual nos permite establecer la mejor manera de llevar a la práctica lo que estamos trabajando de manera personal.

5. Mostrar cambios en la gestión diaria
Cuando estamos comprometidos en el mejoramiento de la gestión que realizamos y creemos que serán el motivo que nos permitirá seguir creciendo profesionalmente y que en corto tiempo nos llevará a pensar en mejorar nuestra posición laboral, bien sea por un ascenso, reconocimiento o incremento salarial, entonces esto mismo hace que todos los esfuerzos que dedicamos de modo personal y privado a nuestra formación y desarrollo valgan la pena.

Diariamente tenemos la oportunidad de hacer nuevas cosas en nuestro trabajo, de hacer propuestas para mejorar procesos y procedimientos, de aportar ideas, etc., de tal manera que por más rutinaria que parezca nuestra labor siempre habrá espacios para hacer nuestras contribuciones.

*Job Management Vision
Gerente


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?