| 4/28/2006 12:00:00 AM

Creatividad para el desarrollo

Nelson Vásquez defiende la cita de Einstein: "Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza y la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza y sólo se consigue una falsa sumisión".

Comienzo haciendo alusión a la frase de Albert Einstein: "Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza y la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza y sólo se consigue una falsa sumisión".

Creo que desde niño se aprenden hábitos que conducen a tener una idea preconcebida de las cosas, de las respuestas que se deben dar ante cualquier situación, de cómo se debe actuar o de cómo no en determinadas circunstancias y hasta de cuál es la mejor forma de vestir en cada ocasión determinada, pasando de ser simples recomendaciones para tener buenos modales a reglamentos de comportamiento que restringen las capacidades; siendo la familia o la casa la primera escuela de aprendizaje en donde los padres muchas veces, equivocadamente, cohíben a los hijos de pensar diferente y de expresar esos pensamientos por parecer fuera de contexto o fuera de lo normal, por querer dirigirlos mediante lineamientos rígidos plagados de tradicionalismos y limitaciones, creando una barrera a la inventiva y a la creatividad de estos.

En el colegio, la segunda escuela de enseñanza, muchas veces las metodologías de aprendizaje no van encaminadas al fortalecimiento de la capacidad de pensar, de transformar, de indagar, de emitir un juicio crítico del objeto o situación de estudio. El sistema evaluativo por medio del cual se mide al estudiante no es el más adecuado para incentivarle a desarrollar habilidades investigativas, de análisis y de síntesis de aspectos relevantes que hagan de su formación la base para el desarrollo personal dentro de la sociedad de hoy.

Estos limitantes obstruyen, no solamente el desarrollo creativo individual de la persona, sino que van en contravía de los procesos de expansión económica, política, industrial y social que países en vías de desarrollo como Colombia necesitan para emerger como alternativas viables de inversión de capitales extranjeros y como actores activos de procesos de fomento a la competitividad regional. Esta es una razón de peso para que el estado revise, estructure y fortalezca el sistema educativo colombiano en pro de incentivar el florecimiento de la libre iniciativa, del proceso creativo y de la innovación tecnológica como motores que impulsen la evolución de la libre empresa y el ensanchamiento al modelo aperturista y globalizado de los escenarios económicos y productivos en que se mueve la economía y el "empresarismo" de este tiempo.

Para ello es necesario abandonar los sistemas convencionales reduccionistas y excesivamente racionales sobre los cuales se ha desarrollado el sistema educativo de este país; se necesita dar paso a lo no convencional, a aquellas ideas que se salen de lo supuestos parámetros o esquemas mecánicos de pensamiento, es prioritario dejar atrás los paradigmas a los cuales se ha aferrado la educación en todos sus niveles, incluidos los niveles superiores, dando paso a la investigación y a la inventiva para configurar un nuevo orden de hacer las cosas en nuestro medio.

Los aspectos no racionales y emocionales, muchas veces relegados ante la mayordomía de la racionalidad y lo preconcebido, hoy son piezas claves para el establecimiento de unidades productivas en países como este, que son las que han jalonado el desarrollo económico de los últimos años. Estos aspectos han sido el complemento ideal del conocimiento tecnológico y profesional de los emprendedores colombianos para crear el gran número de Pymes que sustentan un gran porcentaje de la producción y de las exportaciones del país, así como una alternativa firme de empleo para muchos colombianos.

El conocimiento intelectual debe combinarse con la inteligencia emocional para lograr desarrollo sostenible a través de las iniciativas de cada colombiano. Esta puede ser una ventaja para el desarrollo del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?