| 2/18/2008 12:00:00 AM

¿Bancarización, culpa del sector financiero?

En un momento donde el panorama mundial se ve oscurecido por la crisis de Estados Unidos y sus repercusiones en países altamente dependientes de esa economía, nuestro país vive un aumento de tasas de interés desde mediados del año pasado, con un fenómeno en donde el consumo no se detiene de manera significativa y gran parte de la población continua con aumentando su adeudamiento sin que se encuentre con un freno que lo reduzca de manera considerable.

 

Paralelo a este fenómeno, a menudo encontramos artículos que manifiestan la poca bancarización que tiene la población del país, dando como culpables la falta de compromiso de las entidades financieras.

En los últimos años hemos visto un crecimiento continuo del crédito, jalonado especialmente por corporaciones, fundaciones, ONG o líneas especiales de crédito, que se enfocan en mercados que muchos consideran riesgosos, con un éxito inigualable.

 

Actualmente algunos bancos hoy ven sus futuras utilidades en este nicho de mercado, adquieren a estas empresas, con gran experiencia en el manejo de este tipo de clientes con tecnología crediticia adecuada y personal altamente capacitado para generar utilidades desde este mercado, como es el caso del Bbva y la Corporación Mundial De La Mujer Bucaramanga. Estos mercados se encuentran conformado especialmente por clientes, que tienen como características comunes ser de estratos 1, 2, y 3, asalariados de ingresos bajos, y personas que no poseen ningún tipo de historial crediticio.

Varias de estas empresas alrededor del último año han endurecido sus políticas de crédito, no como se cree popularmente, que las mayores restricciones que tiene el sistema financiero son generadas por el aumento en las tasas de interés para un menor estimulo al consumo que pueda controlar la inflación. Gran parte del aumento de las restricciones que cierra las puertas del acceso al crédito se puede transferir a los mismos usuarios de estos servicios.

 

Estos usuarios en un principio se ven beneficiados con el acceso al crédito cuando las políticas de crédito son flexibles, y disfrutan de sus beneficios, pero al mismo tiempo que gozan de estos beneficios y de su flexibilidad, presentan malos comportamientos y hábitos, mostrando una cultura de no pago y poca responsabilidad ante sus obligaciones.

 

Como respuesta, sin importar la dirección que tomen las tasas de interés, las entidades que les han prestado sus servicios financieros ven amenazado su patrimonio y actúan, obviamente a favor de sus beneficios, endureciendo sus políticas de crédito, y generando la poca bancarización que tiene el país. Es así como posibles usuarios queden exiliados del acceso al crédito.

Varias entidades financieras en el país le apuntan al crecimiento del crédito, bajo circunstancias difíciles, y penetrando el mercado, con clientes que antes no hayan tenido acceso a ningún servicio financiero, lo cual genera un beneficio mutuo para todo el país.

 

Por lo tanto es responsabilidad de los usuarios aprovechar las oportunidades que se encuentran en el mercado financiero, planificando un adecuando comportamiento de pago, que genere credibilidad ante instituciones financieras, para que así estas pueden arriesgarse, aun mas, en penetrar el mercado sin tener que endurecer sus políticas de crédito, y de esa forma generen mayor bancarización.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?