| 8/1/1995 12:00:00 AM

TEXTILERAS INEFICIENTES

Al hablar de crisis en el sector textil confección, de empleos perdidos por su culpa y el desmonte de la apertura a raíz del contrabando y la compeencia desleal desde el exterior hacia Colombia, me pregunto si se han considerado todos los defectos de la estructura competitiva del sector, por ejemplo:

1.Que no venden bien a nivel internacional ya que mucho de lo que producen las textileras aquí es copiado (malo por ser copia, por tarde, por apariencia, por desprestigio y por su calidad) de otros proveedores internacionales.

2.Que las alzas de materias primas y mano de obra los afectan mucho, seguramente se olvidan que por ejemplo en USA un obrero de la misma industria gana US$29 por hora y además que los niveles de tributación son mayores.

3.Que las ventas domésticas están caídas y no se dice que un confeccionista gana el 100% sobre costo directo de producción y el comercializador otro tanto (100%) lo cual hace de una camisa que cuesta $10.000 una prenda de $45.000 al consumidor y el modelo es copiado de uno producido por otro fabricante.

4.Que la compeencia desleal y no se menciona que algunas textileras a la vez son compeencia de sus propios clientes léase confeccionistas o proveedores de servicios bancarios o vendedoras de tela al detal, o se vuelven a lucrar de su clientela, e incluso ellas mismas le hacen dumping a sus propios distribuidores.

5.Que los inundan de saldos desde el exterior cuando lo que pasa es que quieren vender hasta lo pasado de moda a precio regular.

6.Que les hacen dumping desde afuera y no le cuentan a nadie que ellos tienen una cadena de comercialización tan costosa que sólo rompiéndola podrían defender sus precios, que de lo contrario se incrementan entre 30 y 50% en la reventa distribuidor-confeccionista o vendedores de telas.

7.No es aventurado mencionar que la oferta de las textileras colombianas es lo bastante limitada como para que los confeccionistas y las agencias de telas salgan al mercado internacional a buscar proveedores, bien sea por diseño, calidad, servicio, precio o endencia.

8.Hay mucha tela que cortar en cuanto a contrabando, piratería, dumping, monopolio, intereses encontrados, intereses particulares, etc., sin dejar de mencionar otros sectores económicos que con la apertura salieron a capacitarse para competir y no a preocuparse por hacer prohibir para

monopolizar el mercado, escudándose en un falso concepto de protección o salvaguarda de la industria nacional, y si no, estúdiese el mercado de los autos nuevos y usados luego de la apertura.

Juan David Giraldo, Medellín
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?