| 6/1/1994 12:00:00 AM

RUDY SE MANIFIESTA

Con motivo del primer año de funcionamiento de la revista quiero expresarle mi complacencia por el éxito de su publicación y manifestarle en relación con su editorial del número de mayo, que aunque DINERO me «caiga con demasiada frecuencia« siempre tengo en cuenta los comentarios suyos. De manera que le ruego no preocuparse por eso. También lo felicito por la caricatura.



Eso si le manifiesto que, quizás involuntariamente, usted ha permitido que se utilice su revista para ventilar rencillas personales, sesgos subjetivos o promover intereses particulares que demeritan la calidad de la misma. Le doy un ejemplo: Un comentario que aparece en el último número sobre la trayectoria del nuevo Superintendente Bancario solamente dice que uno de los méritos de Jorge Castellanos es ser yerno de Pedro Gómez. Esto es cierto y Jorge debe considerarse muy afortunado, dadas las grandes cualidades humanas del suegro. Pero esta nota y las que le siguen en la misma página dejan la impresión de que los méritos personales no le importan a la revista, y que sólo le importan las relaciones. Es más, en su propia escala de valores, DINERO subestima al Dr. Gómez pues considera que es más meritorio ser apadrinado por Néstor Humberto Martínez que tener vínculos con el distinguido empresario. Lo anterior es evidente pues en la nota se ignoró deliberadamente que Castellanos es Ph.D. de la Universidad de Columbia, en Nueva York. También se omite la experiencia profesional de Castellanos quien organizó la clasificación dé riesgo para Colombia. Adicionalmente, la gestión de Castellanos como Director de Crédito Público se tradujo en una mejora indiscutible de la imagen crediticia del país y en colocaciones a tasas de interés muy inferiores al promedio de América Latina. También se hace caso omiso de que fue asesor de Francisco Ortega en el Banco de la República y antes, durante cinco años, estuvo encargado en el Banco Mundial de dar asesoría en varios países en programas de swaps de monedas, administración de reservas internacionales, crédito público y manejo del riesgo de monedas. Su posición firme en las negociaciones de los créditos adicionales para la financiación del Metro de Medellín le ahorró al país cerca de US$60 millones en una sola sentada.

Otro ejemplo de las inexactitudes motivadas por intereses personales es el de la página 108 en la que se afirma (1) que "la Administración de Aduanas, en lugar de estar volcada sobre los San Andresitos (...)° y (2) "ha decidido hacerle la vida imposible a los grandes contribuyentes (...)". Para su información le comento que la Aduana está realizando permanentemente operaciones en los San Andresitos con el apoyo de la Fiscalía y el Ejército aunque, con frecuencia, estas operaciones fracasan por la intervención de jefes políticos regionales para proteger a los presuntos contrabandistas. La segunda afirmación de la cita también es falsa pues sólo se le trata de hacer la vida imposible a los contrabandistos, sean grandes o pequeños contribuyentes. En lo que sí estoy de acuerdo con el artículo es con su apreciación sobre el tratamiento que la Aduana les da a los pasajeros internacionales. Es contrario a los propósitos y objetivos de la reorganización de la Aduana. Ya he dado instrucciones de reimplantar el esquema de selección aleatoria de inspecciones para los pasajeros que dicen no tener nada que declarar y agradezco a DINERO por haberme alertado sobre el asunto.



RUDOLF HOMMES

MINISTRO DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?