| 2/4/2005 12:00:00 AM

Por Cartagena II

Bruce Mac Master, en su columna sobre la responsabilidad social empresarial con Cartagena, ha puesto el dedo en la llaga. Es hora de que los grandes capitales piensen un poco más en el entorno local. El caso de Cartagena es especial porque no se trata de ir solo de fiesta, tener grandes propiedades de descanso y no pensar en una sociedad que tanto servicios les presta. Además, Cartagena es también una ciudad industrial y de las mejores. Los líderes de la capital de Bolívar también deberían poner de su parte y generar las condiciones para atraer la inversión.

Humberto Serna, vía internet
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?