| 6/8/2006 12:00:00 AM

No, al banco de los pobres; sí, a créditos de inversión

La bancarización de los pobres entendida como la facilidad de adquirir créditos de consumo por parte de los más pobres, es inconveniente para el país, una pésima estrategia de ayuda y un alto riesgo para el sector bancario. Si los créditos se destinan a la inversión, serían la solución que necesitan las personas de escasos recursos sin acceso al crédito bancario. La tecnología crediticia para otorgar créditos implica un cambio radical en los análisis de crédito, integrando todos los ingresos y egresos familiares, recaudando de acuerdo con el resultado del flujo de caja del inversionista, entre otros factores.
Jaime Pinilla

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?