| 2/1/1994 12:00:00 AM

MÁS QUE UNA CFC

De la lectura del artículo que bajo el título "De cenicientas a princesas" publicó la revista DINERO sobre las compañías de financiamiento comercial (CFC) se desprende el crecimiento y versatilidad de ese sector económico. Han tratado de establecer ustedes unos indicadores financieros que clasifiquen a las CFC en lo que denominaron utilizando un anglicismo, el "ranking" de su importancia. No soy yo, presidente de una fundación sin ánimo de lucro como FES que es a la vez CFC, quien va a controvertir la extraordinaria labor de gerencia del sector que ha llevado a su excelente desempeño financiero. Pero sí quisiera anotarle un par de cosas sobre FES, que no aparecen en el análisis que hace el artículo, reservado para las empresas que ocupan los principales renglones de su "ranking".

Lo primero que, sin pretensiones, pero con una clara vocación de liderazgo, creemos que FES es la primera CFC. De las 27 compañías que conforman el sector, FES posee el 16% de los activos, el 19% del patrimonio, el 15.5% de la cartera de crédito, con uno de los más bajos índices de cartera

Viene pág. 6 vencida, 5.5%, el 16.4% de las captaciones de CDT y el 11.8% de las utilidades. Su margen operacional es el más alto del sector. Datos todos ellos que se desprenden de sus propias cifras.

Su configuración especial de fundación dedicada a elevar el nivel de vida de los colombianos, con programas sociales adelantados por ella misma, hace que tenga una estructura administrativa muy diferente al resto de CFC, pues parte de Su personal no se dedica a actividades financieras y su acción social implica todo un montaje administrativo, lo cual hace que lo que ustedes denominan eficiencia administrativa no sea un factor comparable con otras CFC.

Igualmente Su patrimonio está constituido por donaciones nacionales y extranjeras, que conforman fondos con propósitos específicos, lo que lo hace muy elevado, afectando todos los indicativos de rendimiento financiero relacionados con él. Finalmente, su no especialización, pues sus líneas de créditos de consumo son muchas y la variedad de su clientela, hace que los índices de rentabilidad no sean tan elevados como los de las CFC cuyos servicios son especializados y su clientela más reducida.



HUGO LORA CAMACHO, PRESIDENTE EJECUTIVO, FUNDACIÓN PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?