| 7/26/2002 12:00:00 AM

¡Manos arriba, esto es un asalto!

Da ganas de llorar el artículo sobre el robo y el contrabando de gasolina, en su edición No. 161. Con razón estamos tan pobres, si todo el que pasa nos roba porque nos dejamos. Somos un banco sin puertas y sin caja fuerte. Aquí los políticos, los corruptos, las bandas de narcotraficantes, los guerrilleros, los paramilitares, los delincuentes comunes y hasta las petroleras nos roban por acción o por omisión. Y tenemos un Código Penal para jardín infantil o para ángeles. ¡Que alguien ponga orden en este país! Es urgente, porque nos vamos a hundir.



Ricardo Gómez, Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?