| 5/11/2007 12:00:00 AM

Los parientes políticos en las empresas familiares


Tras leer la columna de Diego Vélez de la edición anterior, creo que las empresas familiares tienen serios inconvenientes para mantenerse después de que la primera generación termina con su gestión creativa. La familia política influye desde el noviazgo y no se ha podido inventar estrategia para evitarlo, salvo las buenas relaciones y no obstante, es poco lo que se logra. Basta pensar en la marca de carro que utiliza el (la) hijo (a) del esforzado paladín empresarial, para fomentar diferencias, inclusive se lucha por los mejores cargos aún sin competencias o fortalezas profesionales.
Omar Eduardo Castelblanco.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?