| 11/1/1994 12:00:00 AM

LIMITADA Y ANÓNIMA

Con referencia al artículo "No se eche la soga al cuello", escrito por su asesor don Camilo Gómez Alzate y publicado en su revista de octubre de este año No. 18, me permito efectuar la siguiente precisión. Afirma don Camilo que la forma societaria de las compañías limitadas se había estimulado por cuanto las que estaban sometidas a doble tributación eran las anónimas. Esto no es exacto pues tanto las unas como las otras estaban sometidas a ese mecanismo. Fue la Ley 75 de 1986 la que lo eliminó, previo el cumplimiento de ciertos requisitos. Por lo demás el artículo me ha parecido muy interesante y de gran ilustración para los lectores.



Hernán Alberto González Parada, abogado y consultor tributario

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?