| 2/16/2007 12:00:00 AM

La trascendencia de Davos II


Realmente, las empresas y los gobiernos deben estar al tanto de lo que pasa en el mundo y de sus permanentes cambios, para implementar estrategias que les permitan aprovechar los nuevos rumbos de la economía mundial. Pero en relación con la pasada reunión del Foro Económico Mundial, en las reuniones están los dueños del poder mundial, que velan por sus intereses y que solo piensan en ampliar su influencia sin pensar en los millones de habitantes que están en la pobreza, sin calidad de vida. Entretanto, algunas personas y empresas no saben qué hacer con el dinero y hay naciones que lo usan en guerras sin sentido, en invasiones a otros países. Y, finalmente, en países en desarrollo hay corrupción rampante que se apropia de los recursos del Estado y nunca se sale del subdesarrollo. Realmente, no creo que estos foros sirvan de algo porque no tienen sinceridad o si la tienen, no consiguen el respaldo de los que deberían respaldar el cambio en el orden y el equilibrio mundial.
Manuel Gilberto Rosas
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?