| 8/22/2003 12:00:00 AM

La trampa familiar

Este artículo de la edición No. 187 es la cruel realidad de muchas empresas familiares en nuestro país. Esto no es nada nuevo, hay muchos casos en que el empresario que fundó el emporio económico se lleva al sepulcro la empresa que formó. Es una lástima que los gestores de industrias no preparen a sus suplentes con una verdadera visión de empresarios, tanto de la familia como a terceros de confianza. Sé que en la historia empresarial del país el de Danaranjo no es el único caso, y son pocos los empresarios que saben cómo dejar sus negocios claros en las manos correctas, repartidos según las cualidades de los herederos y con las remuneraciones justas que no afecten a toda una familia-empresa.



Carlos Chaves, vía Dinero.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?