| 9/17/2004 12:00:00 AM

La solución no es fomentar la devaluación

Pienso que la revaluación no es para asustarse tanto. Ya hemos visto cómo crecieron las exportaciones en el primer semestre. Se debe aprovechar la situación actual para prepagar la deuda pública de la Nación. Es necesario que el gobierno tome conciencia de reducir el déficit fiscal a cero y controlar el gasto público. La solución no es por el camino de nuevos empréstitos extranjeros, aunque sean conseguidos en forma razonable. No se puede seguir comprometiendo al país en prosperidades al debe, porque este dinero gravará nuestro porvenir. Tenemos que volvernos más competitivos y aumentar la productividad de las empresas. No debemos buscar siempre la solución de nuestros problemas fomentando la devaluación de nuestra moneda y en las reformas tributarias.

Guillermo Salazar, vía internet
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?