La nueva Ley 550

| 5/2/2003 12:00:00 AM

La nueva Ley 550

Uno de los problemas serios de la Ley 550 es la dilación del acuerdo de acreencias que los administradores de la sociedad en conjunto con el promotor (escogido por la administración) manipulan para conseguir más tiempo. En sociedades cuyas deudas son sustancialmente parafiscales, pensionados directos y tributarias, se afecta considerablemente el equilibrio económico en contra de los acreedores. Normalmente, los gastos de administración no pagados después de decretada la ley 550 terminan consumiendo los recursos de caja y los activos, los cuales son obligaciones de primer orden por encima de cualquier deuda adquirida anteriormente. Esta situación implica, en la práctica, el mantenimiento de una empresa inviable en detrimento del sector más vulnerable de la sociedad, sus pensionados y los parafiscales impagados.



Carlos Arias Antún, vía dinero.com

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.