| 4/1/2005 12:00:00 AM

La escisión de EPM

Las empresas no pueden hacer de todo. EPM es buena pero cada unidad de negocio exige estrategias que evolucionen a la misma velocidad de las tendencias del mercado y en este punto, EPM Comunicaciones está quedando rezagada. La escisión es el resultado de un proceso de toma de decisiones lento y burocratizado. La entrada de nuevos participantes en el campo de las comunicaciones exigirá a las empresas prestar servicios con un alto valor agregado y la que no pueda hacerlo perderá terreno y desaparecerá del mercado, como sucedió con AT&T.

Darío Fernando López, vía internet
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?