| 5/3/2002 12:00:00 AM

Feria del Libro

El artículo "Radiografía de un negocio: Super Librería", que apareció en la edición No. 154, señala que la Feria del Libro de Bogotá se inició en 1998, pero en realidad comenzó en 1988. En cuanto al principal objetivo de la Feria, me permito comentar que esta no enfoca su publicidad hacia la promoción a largo plazo de la lectura. Se basa en un criterio inmediatista: vender muchos libros a cualquier precio durante 13 días, lo cual va en detrimento del desarrollo comercial de las mismas editoriales y, por supuesto, de las librerías. Porque ni unas ni otras viven de lo que se vende en la feria. Para que sobrevivan y prosperen --si es que esto es posible en medio de la recesión actual-- deben producir y vender libros todo el año. Y el verdadero lector es aquel que todo el año, mantiene la inquietud por la lectura, por el conocimiento. No el lector de un solo libro al año.



Ojalá la Cámara del Libro, gestora de la feria, se centrara en una auténtica campaña de promoción de la lectura y de la creación de lectores, lo cual redundaría en el mejoramiento cultural de nuestro país.



Felipe Ossa D., Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.