| 4/27/2006 12:00:00 AM

Explicación de Conalgodón

Colombia, en el mundo, es un pequeño productor y exportador de productos textiles y sus posibilidades de sobrevivir dependerán de su capacidad de diferenciarse por la alta calidad de sus productos y una gran seriedad para cumplir contratos oportuna y eficientemente. Otros países, como Perú, ya lo habían logrado antes de firmar el TLC con resultados envidiables. Según la Oficina de Textiles y Prendas del Departamento de Comercio de Estados Unidos, OTEXA, un metro de confección peruana se facturó por US$8 en 2004, mientras un metro equivalente de confección colombiana se facturó por la mitad de ese valor. La industria peruana afirma que el éxito de esta estrategia se sustenta, en buena medida, en la excelente calidad de sus algodones que permiten la elaboración de hilos y textiles muy finos, sumado a contratos de proveeduría con reconocidas marcas como Polo, Ralph Lauren, Tommy Hilfiger y Nautica.

Un excelente artículo, publicado en la edición No. 246 de la revista Dinero, reflexiona sobre esta experiencia y se pregunta si Colombia tiene esta misma oportunidad. Lamentablemente, se equivoca al afirmar que la oferta de algodón colombiano es de fibras cortas y medias y que, por tanto, la fortaleza del país se centra en los tejidos planos.

Colombia es hoy un productor de fibras medias, largas y extralargas, que presentan altos niveles de resistencia y que, por tanto, son una base excelente para la elaboración de hilos y textiles finos. Las características de longitud de las 55.471 toneladas producidas en el país en 2005, arrojan los siguientes resultados: apenas un 5% puede considerarse como fibra corta, esto es, de longitud igual o inferior a una pulgada; el 18% presenta longitud media; el 65% larga, y el 11% extralarga, según los estándares del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

De hecho, el gremio algodonero, apoyado por el ICA y el Ministerio de Agricultura, adelanta los procedimientos sanitarios requeridos para lograr la admisibilidad de nuestro algodón al mercado peruano. ¿Por qué están los algodoneros del país buscando mercados que valoren las altas calidades de esta materia prima? La razón es sencilla y preocupante: las principales industrias textileras del país reconocen las altas calidades de la fibra, pero consideran que exceden sus requerimientos. De hecho, las cosechas de 2004/05 fueron "castigadas" al suspender la industria el reconocimiento de las primas que el mercado internacional paga a estos algodones.

Como dice el slogan oficial, en lo que a algodón se refiere el país tiene con qué. Esperamos tener con quién.

Luz Amparo Fonseca, presidente ejecutiva Confederación Colombiana del Algodón - Conalgodón
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?