| 9/15/2006 12:00:00 AM

El comercio ilegal de fauna II

Los países de estas latitudes no sabemos ni valoramos lo que tenemos. Las leyes son muy benignas o no existen, y el presupuesto que se otorga a la preservación y conservación de nuestros recursos naturales renovables es poco o nulo. Somos países tan megadiversos que deberíamos estar orgullosos de tener lo que otros países envidian. Es hora de unirnos, hagamos campañas para erradicar a estos malos ciudadanos que han hecho de este comercio ilegal el más vil de los negocios.
Dulio Vega

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?