| 8/1/1994 12:00:00 AM

EL ALCALDE Y LA EAAB

En el No. 14 de DINERO se habla de "El triste caso de la EAAB" y del "clientelismo y la politización" que no han permitido rehabilitarla y se afirma que el alcalde es "el gran responsable" del que consideran fracasado proceso de recuperación de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

Al respecto, me permito hacerle las siguientes elementales precisiones:

la. El doctor Francisco Ochoa contó con mi apoyo y respaldo durante todo el tiempo en que elerció la gerencia de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado. Nunca recibió de parte mía presiones de ninguna clase. Ni siquiera insinuaciones que pudieran comprometer o lesionar los intereses de la Empresa o la autonomía de la entidad.

2a. El doctor Ochoa decidió, por iniciativa suya y no por solicitud mía, retirarse de la Empresa. Lo hizo para que fuera otro gerente quien cumpliera recomendaciones del veedor, que éste adoptó en desarrollo de atribuciones que le concede la ley y que el doctor Ochoa sabía eran de obligatorio cumplimiento en toda la Administración Distrital.

3a. Por haberse acordado el retiro del gerente e iniciado el proceso de escogencia de su sucesor -que se seleccionó como lo sabe la ciudad sin ninguna clase de consideración de tipo político- no convenía a la Empresa ni a nadie que el doctor Ochoa se despidiera solicitando renuncias, haciendo ascensos, traslados o declarando insubsistencias, pues, aún por pura cortesía administrativa, para decir lo menos, esas eran decisiones que debía tomar el nuevo gerente, a quien no se le podía recibir con situaciones creadas, a lo melor algunas de ellas litigiosas. Esa circunstancia precipitó el retiro del doctor Ochoa, que, como lo dile antes, él y yo habíamos convenido tiempo atrás, por iniciativa suya.

La investigación adelantada por la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa sobre el sistema comercial de la EAAB, que se refiere a los mismos hechos que examinó la Veeduría Distrital y que dieron lugar a decisiones que legalmente obligaban al gerente Ochoa y que, sin embargo, él no aceptó, coinciden las conclusiones de la Procuraduría y de la Veeduría.

También le informo que el proceso de recuperación y fortalecimiento de la EAAB, iniciado a mediados de 1992, continúa a pesar de dificultades como la que encontró la Procuraduría. Ese proceso prosigue con todo el respaldo de la Alcaldía porque hace parte de las obligaciones que tenemos para con la ciudad. En desarrollo del mismo, el Concelo Distrital aprobó la autorización que le permite a la Empresa terminar de negociar con el Banco Mundial la financiación del Programa Santafé I.



JAIME CASTRO, ALCALDE MAYOR

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?