| 2/6/2004 12:00:00 AM

Duelo de titanes

En un duelo entre empresas poderosas -como Bavaria y AmBev- puede beneficiarse el consumidor, porque hay una mejora en calidad, precio, atención, promociones, participación, etc. La competencia es buena siempre y cuando sea honesta y no se realice con jugadas sucias. Si la competencia se hace buscando la preferencia del consumidor, es bienvenida. Lo mejor es la convivencia pacífica, el equilibrio, pero lo óptimo es que el capital que una comunidad invierte en consumir un producto, se retorne a la misma comunidad vía reinversión. Si en ese sentido la competencia trata de ganar adeptos, habrá un gran desarrollo de muchas regiones, mucha participación de la mano de obra y recursos propios aprovechando la inversión extranjera y de esta manera ganan los inversionistas y ganan los consumidores.



Guillermo Carvajal, vía internet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?