| 3/1/1995 12:00:00 AM

DESASTRE EN LA SALUD AMBIENTAL

He tenido acceso a un estudio realizado para el Banco Mundial sobre la descontaminación del río Bogotá. Las conclusiones son aterradoras. Recomiendan congelar el contrato Salitre, ya firmado, e iniciar un nuevo proceso de selección de la estrategia adecuada de tratamiento de las aguas de este afluente del río Bogotá y de descontaminación de éste. El actual proyecto no hace énfasis en la reducción de los riesgos de salubridad. Es inmediatista: no ofrece soluciones viables en un horizonte de largo plazo (25 o 30 años). No provee estimativos de costos y cronogramas de inversión confiables. No proyecta el impacto de los costos del proyecto sobre las tarifas.de acueducto y alcantarillado.

El contrato Salitre, firmado con la firma francesa Degremont, no se ha comenzado a ejecutar. Aunque es difícil a estas alturas echar para atrás, el actual alcalde de Bogotá debería tomar cartas en esto e intervenir en un asunto que puede tener graves consecuencias sobre la salud de los bogotanos, especialmente los niños, que están expuestos a sufrir la agonía de nacer con graves enfermedades congénitas causadas por el consumo de agua contaminada. Mientras tanto, el ex alcalde Jaime Castro se va a disfrutar un año sabático a Francia.



Carlos Julio Urueña Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?