| 4/27/2007 12:00:00 AM

De la superintendente de notariado

Injusto, por decir lo menos, el contenido del confidencial publicado en la última edición de esa revista, en la que se afirma que la Superintendencia de Notariado y Registro es un desafortunado ejemplo de ineficiencia en el sector público, ligando tal afirmación con la creación de las superintendencias delegadas para el Notariado y para el registro de Instrumentos Públicos y la Dirección Financiera. Y así lo considero porque tal decisión de orden administrativo fue adoptada por el Gobierno Nacional con el único objetivo de oxigenar la administración entrante y permitirle afrontar el reto de modernizar la entidad afectada por una excesiva concentración de poder que, temo no equivocarme, afectó su gestión.

Por ello, es apenas razonable que esta nueva dirección, que apenas termina de conformar su cuadro directivo, se le conceda un tiempo prudencial para que muestre los resultados esperados por la ciudadanía y el propio Gobierno.
Ahora bien, respecto al proyecto de unificación de los archivos de las Oficinas de Registro, su objeto en esencia consiste en la sistematización e integración de 40 de esas, incluyendo las más importantes del país (no 190 como dice su nota, además, 57 de las cuales están sistematizadas en otro formato). Dicho contrato fue objeto de varias adiciones y modificaciones. De tiempo atrás han existido dificultades en la ejecución del mencionado contrato, sin que las mismas sean atribuibles a la actual administración.
Lida Beatriz Salazar
Superintendente de Notariado y Registro
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?