De un "buen" santandereano

| 10/12/2001 12:00:00 AM

De un "buen" santandereano

Su revista Dinero me encanta. Pero hablo de este --el dinero-- con nostalgia, como aquella que me da siempre el tiempo en que mi padre compró su primer automóvil Zastava. Después de mucho trabajo y orgullo compro su "carrito" más querido, una camioneta Renault 18 GTX --aunque, cosa rara, el viejo siempre prefería usar el bus público para ir a su trabajo y universidad--... Con aquel "carrito" pudimos conocer algo de este bellísimo país, su amado Santander, Charalá y Barrancabermeja. Aquella vereda Las Salinas, la Costa, hasta Ecuador y mucho de Venezuela.



Por este medio tan especial, me gustaría pedirle el favor a todo hermano de sangre, hijo de amor de "papá y mamá" colombiano, nieto, padre, primo, hermano que se expresa por medio de las armas y la violencia que le permitan a este buen "santandereano" pasear por su patria sin ser ultrajado, violentado, sin ser ajusticiado. Devuélvanle, por favor, esa seguridad que solía tener para viajar.



Sergio Páez

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.