| 12/1/1995 12:00:00 AM

CARTA A SAMPER Señor presidente:

La situación del país es inobjetablemente muy difícil desde todo punto de vista. Los negocios no andan bien; la inseguridad crece; la justicia no camina y la guerrilla ya está en las goteras de las grandes ciudades. El malestar se agrava con los proyectos que cursan en el Parlamento y el clima de inversión está muy pesado. Los ministros han tratado de conversar con los empresarios para auscultar su opinión y buscar propuestas que ayuden a salir de las dificultades. Lamentablemente los empresarios, que hoy tienen dificultades y que deberían encontrar en el gobierno una ayuda eficaz y amable, lo que encuentran es hostilidad, altanería y amenazas. El caso del Instituto de Fomento industrial es patético. Mucha publicidad y poca efectividad. Exigencias y condiciones absurdas como las de entregar las juntas; entregar acciones de la empresa por causa de los créditos; utilización de los créditos para golpear a los que tengan o hubieran tenido alguna discrepancia con el señor Wolff, etc. Si se quiere que los industriales le ayuden, señor presidente, debe colocar en el IFI a un hombre que sea más amigo de los industriales y de los empresarios que del presidente. Crea, señor presidente, que todos los consejos que salen del IFI obedecen a venganzas, a tomas de revancha contra todo aquel que en cualquier momento hubiera tenido que ver algo con el señor Wolff. Cómo se entiende que en el "Tiempo de la gente" el presidente del IFI solamente converse con presidentes. Nadie más tiene acceso a conversar con él. Los paradigmas del IFI no son los de la gente del país. Pido rendidas excusas por no firmar esta carta pero entenderá, señor presidente, que no quiero que me quiten el préstamo que tengo, o nieguen otros que necesito o que sean torpedeados en la presidencia del IFI, o que deba entregar algunos puestos en las juntas de mis empresas o que tenga que ir personalmente a hacer antesala al IFI y a quedar debiendo favores porque mis ejecutivos no le dan la medida al "Kaiser" del IFI.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?