| 9/1/2000 12:00:00 AM

Barrio Antonio Nariño

Realmente resulta contraproducente lo que ocurrió en el barrio Antonio Nariño. Que la intolerancia de un alcalde local termine con la muerte de dos personas indefensas es algo que no tiene presentación. La administración distrital debe tomar cartas en el asunto y reconocer su responsabilidad en esos hechos. Los futuros alcaldes tendrán que ocuparse de los niveles de violencia que está alcanzando la capital.



Juan Benítez, vía internet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.