| 11/9/2001 12:00:00 AM

VIS: manos a la obra

VIS: manos a la obra
En momentos en que la construcción atraviesa un prolongado estancamiento, el éxito de las principales firmas constructoras de vivienda no se evidencia en sus estados financieros, pues casi todas perdieron, sino en la continuidad de sus operaciones.



Los últimos 5 años fueron nefastos para estas empresas. El desplome en los precios de la vivienda de estratos altos acabó con un lucrativo mercado que permitía obtener márgenes de rentabilidad de entre 15 y 20% por proyecto y los obligó a centrarse en VIS, un segmento complicado y de bajo margen (entre 5 y 10%) en el que no tenían mayor experiencia. Esto se tradujo en drásticas transformaciones operativas. El elevado volumen de estos proyectos (300 unidades o más) y sus bajos retornos hicieron de la planeación un factor crítico. "Tuvimos que volvernos más eficientes. En VIS, cada centavo cuenta", comenta José Fernando Páez, de Constructora Colpatria. Ante la magnitud de estos, muchas compañías, otrora competidoras, se aliaron en iniciativas comunes. Este fue el caso de Coninsa, firma paisa que realizó proyectos en asocio con ConConcreto, y Muros y Techos. Según Ricardo Panesso, su gerente, "las alianzas nos fortalecen. De hecho, han facilitado la obtención de financiación".



La adaptación al cambio ha sido la clave para la supervivencia de estas empresas. En palabras de Jorge Palomares, de Constructora Bolívar, "la recesión fue formativa. Aprendimos a ser más flexibles y a competir en mercados diferentes. Ahora sí estamos listos para aprovechar al máximo la recuperación del sector".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.