| 9/16/2005 12:00:00 AM

Un plan de promoción

Para crecer al 6% anual, Colombia debe aumentar su inversión del 17% del PIB a 25%. El ahorro nacional no es suficiente para dar ese salto y, por eso, las multinacionales aparecen como una forma para cerrar el faltante. ¿Cómo atraerlas?

Un plan de promoción
La consultora McKinsey probó que gran parte de los incentivos que usan los países para atraer multinacionales, como rebajas tributarias, exenciones arancelarias y subsidios a la tierra o a la electricidad, no tienen sentido. En algunos casos, las inversiones que se trata de promover se habrían hecho de todas maneras.

El esfuerzo se debería poner en mejorar la infraestructura local. "La consideración primaria cuando ellos invierten en el exterior, es la calidad de la infraestructura y de la fuerza de trabajo, el tamaño y el crecimiento del mercado doméstico y la accesibilidad del sitio", afirman.

Competir con otros países en subsidios solo produce subsidios crecientes -en el caso de India, el gobierno subsidiaba a Ford por un equivalente a US$420.000 por trabajador-. Los subsidios pueden inducir la entrada masiva de inversionistas que generan un exceso de capacidad productiva, o premian la producción ineficiente.

McKinsey recomienda invertir en infraestructura y en promover la competencia. "La competencia es esencial para difundir el impacto de la inversión extranjera", señalan. "Sin mercados competitivos, la entrada de jugadores extranjeros tiene poco efecto en los jugadores locales ineficientes y su productividad". El caso de la banca extranjera en los 80 en Colombia es un buen ejemplo. Ellos prestaban con las tasas de los bancos colombianos más ineficientes, aunque tenían menores costos. "Por las barreras a la entrada, la banca en todos los países es menos competitiva que otras industrias", señala McKinsey. De hecho, reportan casos similares en Brasil.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.