| 6/18/1999 12:00:00 AM

Un año difícil

Un año difícil
El 98 empezó como un año lleno de expectativas y optimismo, pero terminó siendo uno de los más malos en la historia del sector productivo. El 97 había sido un año flojo y no había razones para pensar que las cosas podrían empeorar. Por el contrario, todo debería ser mejor. Las tasas de interés estaban bajas y las empresas aumentaron su deuda a la espera de aumentos importantes en las ventas. Pero nada de esto sucedió. Muchas empresas se vieron en problemas para atender el servicio de sus deudas y tuvieron que refinanciarse; muchas otras simplemente entraron en concordato o en liquidación. Así, la nota sobresaliente del 98 fue el alto endeudamiento de las empresas y su incapacidad para responder por sus deudas. Los gastos financieros aumentaron hasta alcanzar un 12% de las ventas totales y las obligaciones financieras crecieron 27%, llegaron a $33 billones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.