| 8/9/2002 12:00:00 AM

Todo por hacer

Todo por hacer
Potencial. Los productos colombianos tienen buenas perspectivas en Estados Unidos (EU), pero solo unos pocos han comenzado a explotar su verdadero potencial. Las exportaciones de la industria liviana, agroindustriales y algunos productos agrícolas crecieron en 2001, a pesar de la desaceleración en EU.



Confiabilidad. La preferencia arancelaria da ventajas, pero la verdadera razón por la cual las confecciones enfrentan un panorama optimista es la calidad de la manufactura y la confiabilidad y el cumplimiento en los suministros. Además, la corta distancia y la afinidad cultural llevan a que los negocios fluyan.



Capacidad. Si algo nos ha faltado para penetrar ese mercado, ha sido el conocimiento y el músculo financiero para manejar grandes volúmenes. "Los colombianos aún tenemos que aprender a agregar producciones y a comercializar en grandes cantidades", dice Mauricio Gómez, director de Proexport en Miami.



Sorpresas. Cuando un producto encuentra su camino en el mercado, puede lograr un crecimiento rápido. Las exportaciones de tabaco, por ejemplo, pasaron de ser inexistentes en 1999 a casi US$21 millones en 2001, gracias al esfuerzo de Coltabaco. "Estados Unidos es un mercado en el que no se puede ser tímido. Los resultados compensan a quienes toman riesgos y tienen calidad y buenos precios", dice Gómez.



Inversión. El verdadero potencial de un acuerdo comercial se aprecia cuando comienzan a llegar inversionistas extranjeros para aprovechar el acceso preferencial. La coyuntura es mala para la inversión extranjera en América Latina y peor aún en el caso de Colombia. El país tiene que apalancarse en las multinacionales que ya están instaladas aquí y convertirse en su mejor socio, para que este ejemplo atraiga nuevos inversionistas, a pesar de las dificultades.



Riesgo. Las preferencias del Atpa estimularán a muchas empresas a buscar el mercado de Estados Unidos. Esto es positivo, siempre y cuando se preparen bien para asumir sus compromisos como exportadores. Si los incumplimientos comienzan a hacerse frecuentes, pueden deshacer años de trabajo en la creación de una reputación para el producto colombiano.







Oportunidades

Varias exportaciones no tradicionales de Colombia a Estados Unidos se han defendido bien, a pesar de la caída de la actividad en ese país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.