| 3/22/2002 12:00:00 AM

Sofasa

Sofasa
El 98% de las personas se siente orgullosa de trabajar en Sofasa. Su ambiente retador, pero cálido, le ha merecido el cariño y el compromiso de sus empleados, quienes calificaron con resultados excepcionales cada una de las variables medidas en Colombia por la más reciente encuesta Great Place to Work. No en vano, esta compañía es hoy el mejor lugar para trabajar del país.

Los conceptos de sus trabajadores son contundentes: "Desde que ingresé a Sofasa, mi familia y yo tenemos una mejor calidad de vida y hemos conseguido cosas que antes no teníamos", dice uno. "Esta empresa tiene un no sé qué, que hace que yo como empleado la ame. No me veo en otra parte. Sofasa me ha dado lo mejor en mi vida profesional, económica y personal", agrega otro, y finaliza uno más: "Creo que todos nos sentimos muy orgullosos de trabajar en esta empresa y venimos muy contentos cada día a construirla. Acá nos dan transporte, alimentación, beneficios, auxilios, inclusión del núcleo familiar, capacitación e integración, entre muchos otros beneficios".

El esquema de comunicación interno y externo de Sofasa ha logrado 'conectar' entre sí y de manera exitosa a todos los miembros de la empresa, desde la dirección general hasta el último operario; y a la propia compañía con su entorno. El resultado ha sido mayor credibilidad hacia adentro y hacia afuera e innumerables espacios de participación. "Eso beneficia a la empresa y a su gente. A la fecha, hemos recibido más de 10.000 ideas de nuestros empleados, con un promedio de 9 ideas por persona. Eso nos ha generado ahorros este año por $700 millones e inversiones en retribución al personal por $150 millones", afirma Luis Fernando Peláez, presidente de Sofasa.

La política general con el recurso humano propio es darle incentivos permanentes por desempeño; proveerle las herramientas de comunicación necesarias para atender sus opiniones y expectativas; demostrarle la calidad del producto y sus procesos mediante las más exigentes certificaciones; garantizarle la equidad y eliminación de favoritismos; tenerlo como primera opción para cualquier vacante; brindarle alternativas constantes de esparcimiento familiar, y hacer con los trabajadores un Pacto Colectivo justo y confiable. En síntesis, valorarlos en su justa dimensión. "Buscamos personas que aparte de ajustarse al perfil profesional requerido sean íntegras, honestas y muy comprometidas con su trabajo", finaliza Peláez.

Desarrollo: Programa de desarrollo de carrera para todos los empleados. Escuela de destrezas y programa de mejoramiento. El 80% de las personas que están en cargos de mando ha tenido intercambios internacionales. Fomento del bilingüismo en operarios.

Equilibrio vida personal/laboral: La consigna es realizar el trabajo en el horario acordado (hasta las 5:30 p.m.). Lo demás es considerado sobrecarga o ineficiencia. El año pasado, 'por decreto' mandaron a vacaciones a quienes tenían más de 2 períodos acumulados.

Imparcialidad en procesos: Sistema de concursos abiertos y 'públicos'. Pacto Colectivo desde 1991. Desarrollo de un modelo de gestión por competencias para lograr un sistema de gestión individual del salario, que debe estar listo antes de 2008.

Reconocimiento: Pagos en efectivo a las mejores ideas del mes, del semestre y del año, así como al jefe del área de más ideas. Si la empresa da resultado operacional positivo, cada empleado recibe una prima acorde con su antigüedad. Buena remuneración.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.