| 9/15/2000 12:00:00 AM

Premio con acciones

Premio con acciones
Los resultados del mecanismo de bonificaciones para que los empleados se comprometieran más directamente con la rentabilidad operacional de Aces no pudieron ser mejores ni para la empresa, ni para sus trabajadores. El esquema, que a partir de este año es semestral, contribuyó a que la aerolínea volviera a utilizar el negro en sus balances.



En el primer semestre del 99, Aces registraba pérdidas netas por $5.304 millones, y entre enero y junio de este año, ya estaba ganando $2.366 millones. En otras palabras, la rentabilidad de la empresa mejoró en $7.670 millones, por lo que la junta directiva decidió repartir el 10% de ese mejoramiento entre los empleados.



La mitad de los $767 millones se repartirá entre los 133 del grupo directivo y la gerencia media, y el otro 50% entre los demás coequiperos, siempre y cuando hayan cumplido las metas individuales y grupales establecidas en la política de bonificación por desempeño y desarrollo. Los valores no distribuidos como efecto de no cumplimiento de los requisitos establecidos para obtener la bonificación serán invertidos en programas de capacitación.



Lo novedoso del sistema es que al grupo directivo y de gerencia media se le entrega la mitad de la bonificación en dinero y la otra en títulos representativos de derechos accionarios. Si bien Aces no está inscrita en bolsa, lo que les resta liquidez a estos papeles, la teoría que existe detrás es impulsar al equipo directivo para que también se preocupe por el valor de la acción de la empresa.



¿Cómo se establece la bonificación? Se le asignan pesos porcentuales ponderados al balance de la compañía y a los seis objetivos estratégicos de la aerolínea, de donde se desprenden objetivos específicos para las personas de la dirección, los cuales tienen que ver con rentabilidad, productividad, resultados de auditorías externas de servicios, puntualidad, clima organizacional y calidad de gestión del talento humano, entre otros. En la medida en que el ponderado supere el 100% de la meta, se otorga la bonificación.



Adicionalmente, el modelo de compensación premia los logros en puntualidad, tema que para Aces es prioritario. Por cada punto porcentual que se supere la meta de puntualidad, la compañía asigna unos recursos en pesos con los que compra automóviles para rifar entre los empleados. Este año ya ha rifado cuatro Twingo. Se está diseñando algo parecido para acciones memorables de los empleados y para el no ausentismo durante el semestre.



"Necesitamos jalonar los resultados de la empresa, ganar plata y dar el mensaje de que eso es bueno para todo el mundo", explica Juan Emilio Posada, presidente de Aces. Y al parecer, el mensaje tuvo éxito.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.