| 3/12/1999 12:00:00 AM

Por qué no funciona un concordato

Por qué no funciona un concordato
Discrepancias con acreedores



El caso típico es KFC. Las discrepancias con los acreedores, en especial las compañías de leasing, no permitieron que se llegara a un acuerdo. La situación estalló en la audiencia final, cuando se decretó el fracaso del concordato y se envió la compañía a liquidación. Gracias a una tutela interpuesta por los trabajadores, se "congeló" la liquidación y se revivió la audiencia.



Intransigencia



Tal vez el mejor ejemplo es Quintex. En julio de 1996 se llegó a un acuerdo en el que accionistas y acreedores aportaban en conjunto unos $30.000 millones, medida que unida a un cambio en las condiciones laborales, permitiría salvar la empresa. En un principio, los trabajadores no quisieron que se les redujeran sus beneficios. Cuando finalmente aceptaron, los accionistas ya habían decidido liquidar la empresa. En septiembre de 1996 se ordenó la liquidación. Hoy en día todavía está en trámite. Los pasivos totales son del orden de $90.000 millones mientras que los activos, de acuerdo con los avalúos, llegan a $50.000. Además, los accionistas perdieron todo su patrimonio, unos $25.000 millones.



Demoras producidas por tutelas



El proceso concordatario se suspendió en Hoteles Windsor, de Cali, debido a una tutela que pedía que se le calificara un crédito a un acreedor. También se han presentado retrasos en los procesos de Paños Vicuña e Industrias Crisaza, por efecto de las tutelas.



Efecto Dian



La posición de la Dian es muy rígida y cuando tiene entre el 20% y el 25% de las acreencias, su presencia dificulta llegar a un acuerdo. En el proceso de Calzado Cri, a pesar de que la Supersociedades ordenó levantar la medida cautelar que existía sobre las cuentas corrientes de la entidad, la Dian batalló para cobrarse directamente lo que la empresa le adeudaba. Cuando los acuerdos establecen daciones en pago también hay problemas, porque la Dian no acepta pagos "en especie". Tal es el caso de Samytex, pues aunque el acuerdo se aprobó el 23 de febrero de 1998, no se ha podido cumplir por la actitud de la Dian. Algo similar sucede en la liquidación de Colodos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.