| 5/31/1998 12:00:00 AM

No se meta en problemas

No se meta en problemas
No se meta en problemas



Es común que ejecutivos prestigiosos acepten ser nombrados en juntas directivas sin tener real conciencia de las obligaciones que ello implica.



Pero las responsabilidades legales son grandes. La ley 222 de 1995, que reformó el Código de Comercio, introdujo la tesis de que los administradores no son sólo los gerentes, sino que este grupo incluye, además, a los miembros de juntas o consejos directivos.



Una nueva figura jurídica llamada Acción Social de Responsabilidad permite a la sociedad, como persona jurídica, iniciar una acción en contra de los Administradores, cuando éstos le hayan causado perjuicio. En este grupo se incluyen los miembros de junta, que pueden verse obligados a responder hasta con sus propios bienes. El perjuicio puede ser causado por acción directa o por negligencia.



Para evitar problemas legales en su actuación como miembro de junta, conviene que tenga en cuenta algunos consejos de los expertos:



* Asista oportunamente a las reuniones de Junta Directiva y demás órganos administradores.



* Conserve constancia de la causa justificada de inasistencia o de la tardanza en llegar a las reuniones.



* Deje constancia de la inconformidad con la decisión adoptada por la mayoría.



* Absténgase de ejecutar las decisiones respecto de las cuales se ha votado negativamente.



* Cuente previamente con las autorizaciones que legal o estatutariamente se requieran para la toma de decisiones o realización de actos.



* Planee y documente las decisiones y conserve copia de los documentos que le sirvan de soporte.



* Absténgase de celebrar contratos con la sociedad respecto de la cual tiene la calidad de administrador. En caso de celebrarlos, cerciórese de que sean en condiciones de mercado.



* No realice actividades que impliquen competencia con la sociedad de cuya junta forma parte.



* Las compañías aseguradoras están ofreciendo pólizas para garantizar el pago de perjuicios que causen miembros de juntas directivas. Conviene adquirir uno.



* No vacile en solicitar asesoría legal cuando tenga dudas sobre el alcance de las decisiones.



* Colaboradores: Ana María Delgado, vicepresidente de Asuntos Legales de la Casa Editorial El Tiempo. César Torrente, vicepresidente jurídico de la Cámara de Comercio de Bogotá. David Suárez Tamayo, secretario general de las Empresas Públicas de Medellín.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.